Hace un año, ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, se exhortó al gobierno del estado de Guanajuato a que fortaleciera acciones y estrategias en materia de seguridad en la entidad. Se pidió que implementara acciones adicionales de coordinación con las autoridades de los 46 municipios para contener la elevada y creciente incidencia delictiva.

Al paso del tiempo, la violencia no se ha podido contener; sigue creciendo a niveles preocupantes y del gobernador Miguel Márquez, principal responsable de coordinar los esfuerzos de seguridad en el estado, solo escuchamos pretextos. Pareciera que lejos de reconocer que hay un grave problema y actuar en consecuencia, busca responsabilizar a otras instancias del gran fracaso en que se está convirtiendo su mandato, solo por el rubro de seguridad, que es lo que más preocupa a los guanajuatenses.

Quizá sea porque está en la recta final de su gobierno y quiera cuidar su imagen. Quizá por eso se regodea de ser el mandatario mejor evaluado del país. No se da cuenta que es el primero de los reprobados, porque ninguno de los mandatarios supera el cinco de calificación.

La llegada de la Policía Militar ayudará, pero no va a resolver el problema de fondo. Además, de qué servirán 3 mil 200 elementos en el estado si la coordinación está fallando. Ellos, al final del día, vienen de apoyo, no están para hacer las funciones que le corresponden al estado y a los municipios.

Es importante saber qué es lo que está fallando y corregirlo inmediatamente. Por eso es urgente que nos informen, a todos los guanajuatenses, de los resultados del millonario y fallido programa Escudo.

El martes pasado ingresé un punto de acuerdo en el que se exhorta al Gobierno del Estado de Guanajuato, a que elabore y entregue al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en un lapso de 30 días, un informe detallado sobre los resultados hasta el momento de la implementación del programa Escudo.

Discutamos el problema con más información; hablemos ya de los resultados, positivos o negativos, y no de si el equipo se instaló y está en operación, que es lo único que hemos escuchado del secretario de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca.

¡Nos leemos la próxima semana!

ESCRIBE UN COMENTARIO