Cuando se logra engarzar entusiasmo, patrocinio, participación, organización y liderazgo, no cabe duda que se augura el éxito en un evento deportivo.

Indudablemente, este es el camino que se emprendió hace más de 63 años dando vida al legendario primer Medio Maratón que se corrió en México, por supuesto, me refiero a “La carrera de los barrios de León-GUIAR” a quien, el de la voz, también la he llamado como “la carrera del pueblo”.

Permítanme narrarles un poco de esta historia de éxito: Don Blas Barajas concibió la idea de que por primera vez se corriera en León, Guanajuato la carrera de los Barrios y de ahí se ha venido realizando año con año, aunque tuvo momentos difíciles en este devenir histórico, dejando de realizarse por tres años. Sin embargo, esta tradicional carrera no naufragó, porque gracias a muchos hombres y mujeres que fueron transitando en los comités organizadores de cada año, entre ellos el Profesor Espadas, Don Juan Alejandri,  Carlos Ramírez, Luis Alejandri e inclusive, el de la voz, tuve el honor y privilegio de ocupar el puesto de secretario en esta internacional justa en varias ediciones, y hoy, se encuentra esta gran responsabilidad  bajo la dirección de Don Luis Barrera y otros valientes organizadores, que son quienes le han dado el impulso para que esta carrera siga siendo una de las mejores competencias en el atletismo nacional e internacional.

Ahora bien, quiero referirme a los patrocinadores, quienes con su voluntad,  han dado el respaldo para atraer a miles de atletas cada edición y que por supuesto se incrementan año con año. Son ellos los que asumen la responsabilidad de la promoción,  la premiación y logística, y hoy, indiscutiblemente  destaca la empresa del grupo GUIAR, quien hasta ahora, no escatimó recurso alguno para que esta carrera sea una de las mejores y más grandes que sean corridas en nuestro país.

Por otro lado, quiero hacer hincapié  en que, aunque existan buenos organizadores y buenos patrocinios, la carrera de los barrios no sería lo que es, sin los protagonistas, quienes son los verdaderos héroes, los trotamundos, que recorren las calles de todo el país, dejando una estela de sudor, esfuerzo, y heroísmo y que año tras año, se dan cita en esta industriosa ciudad zapatera. Podría enumerar demasiadas leyendas, pero por espacio, solo traeré a colación  a algunos, por ejemplo, la presencia de Martin Mondragón, quien se considerara por sus tiempos de recorrido, como el mejor atleta del mundo en la categoría de veteranos; la leonesa Flora Moreno, quien fuera campeona en los Juegos Panamericanos y campeona en dos ocasiones de la Carrera de los Barrios. Permítanme recordar a los tricampeones Tadeo Palomares, Carlos Bautista y Carlos Cárdenas, mientras que, en la rama femenil, María Luisa Ronquillo, Leticia Martínez y Paola Apolonio. Sin embargo, esto no me alcanza para desbordar la felicidad que me embarga, porque en esta 63º  Edición León contará con uno de los mejores atletas que ha dado esta ciudad, de talla internacional, como lo es, Daniel Vargas, participante en las olimpiadas en 2012 y 2016, tres veces campeón de esta justa, y quien, este Domingo saldrá con su número 003 en su espalda para buscar la gloria, recorriendo los barrios y colonias más emblemáticos de esta ciudad, San Miguel, Coecillo, Barrio Arriba, Panorama, etc, por lo que desde muy temprano, cuando estoy plasmando estas líneas, con todo fervor lo vitoreo, dejándole el compromiso, de que una vez más se alce como campeón, porque no habrá más orgullo que ver a un leonés alzar sus brazos en señal de la victoria.

También te puede interesar:  Momentum

Y como último eslabón, dejo esta gran fiesta deportiva al pueblo de León, quien siempre se ha caracterizado, porque al paso de los atletas en las calles de León, salen a reconocerles su esfuerzo y dedicación, porque éstos, desde mi punto de vista, emulan a los rarámuris, es decir, el pueblo tarahumara, que corren descalzos y ponen todo el coraje, sudor y corazón, para llegar a la meta anhelada. Quiero terminar esta columna, dejando patentizado que el sueño que tuvimos muchos organizadores de justas atléticas, hoy se ha consolidado,  y este marco teórico, se cristaliza  con la participación del Rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino. Este evento  será la punta de lanza para que el atletismo siga teniendo la visión de la promoción para los niños y jóvenes de una nueva cultura de salud, que tenga como parámetro, erradicar la toxicomanía y el alcoholismo, así como alejarlos de las pandillas y del crimen en general, fomentando en ellos la disciplina, la lealtad y el respeto por la sociedad.

Aquí voy a expresar un sueño que tengo desde hace muchos años, y que no cesaré de enarbolarlo, que los niños y niñas de León, tengan acceso a todas las unidades deportivas de esta ciudad de forma gratuita los 365 días del año, porque los cinco pesos que se  exige de pago a éstos, pueden hacer la diferencia entre un talento deportivo, un buen mexicano o un adolescente cooptado por el crimen.

La vida es una carrera, hay que sentirla y hacerla con determinación, buscando los ideales, y a veces, también con heroísmo, este es nuestro tiempo, no esperemos que otros hagan lo que nosotros no hagamos, heredemos a nuestra siguiente generación salud y enhorabuena y bienvenidos todos los atletas participantes. La cita es a las 7:30 am este 10 de febrero en el arco de la calzada, hasta pronto.

Galvantorres33@hotmail.com

ESCRIBE UN COMENTARIO