La zona de Jerez y Río Mayo ha sido, una vez más escenario de la delincuencia y la inseguridad. Todavía la ciudadanía y los vecinos de la colonia, evocan con desconcierto a los policías ultimados en esa zona el pasado miércoles.

Los registros hemerográficos, y los hechos, hablan por sí solos.
La noticia de las casetas atacadas donde murieron los uniformados, se escuchó en todo el país. Los ciudadanos leoneses, por su parte, se encuentran temerosos, como es el caso de Gabriela Fernández de Solís, ama de casa y madre de familia: “Llevo viviendo en la zona de Jerez y en Río Mayo desde niña. Ahorita tengo 43 años. Esto no era así hace diez años. Hoy en día ya no se puede salir porque a una le da miedo que le toque una bala perdida… además, si los policías no están a salvo, ¿Qué podemos esperar nosotros?

Por otro lado, está el caso de Jairo N., estudiante universitario de 24 años que vive en Río Mayo: “Desde 2020 todo ha sido un relajo. Primero la pandemia, y luego la inseguridad. Es una cosa por otra” después, en tono de broma, advierte: “si no te matan el coronavirus, asaltan o algo más. Todos estamos sacados de onda”.

El caso más reciente ocurrido en la zona de Jerez fue el cuerpo semidesnudo encontrado el pasado viernes, tal como fue consignado por este medio: “En esa ocasión por la madrugada en la colonia Jardines de Jerez Segunda Sección donde fue reportado el descubrimiento a las 01:20 horas por vecinos de esa zona”. Desafortunadamente, ese caso no fue el primero en el que se abandonó un cadáver.

El pasado 23 de septiembre dejaron un cadáver en los cruces de las calles De las Hortensias esquina con la calle Crisantemos, donde sujetos en dos vehículos llegaron para cometer el acto delictivo.

ESCRIBE UN COMENTARIO