Guanajuato se ubica en el lugar 14 a nivel nacional como el estado que menos paga a las mujeres en comparación con los hombres.
Según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el 35% de las direcciones generales de educación, ciencia y tecnología cuentan con una mujer al frente, el 65% lo dominan los varones.

Mientras que el INEGI, en su Encuesta Mensual de Ocupación y Empleo destaca que en la pelea por los mejores salarios, sólo el 30% de las mujeres están en este rango.

En el estado las estadísticas muestran que los mejores salarios están en manos de los hombres. En dos rangos intermedios, los sueldos de más de 12 mil pesos, el 30% corresponde para las mujeres de Guanajuato y el 70% para los hombres, mientras que para el rango de más de 21 mil pesos mensuales se reduce a un 22% las mujeres y 78% para los hombres.

A nivel federal las cosas no son diferentes, pues el IMCO señala que los sectores de educación, ciencia y tecnología están integrados por 54 instituciones encabezadas por dos mujeres, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, y la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez Buylla.

“Aunque contar con mujeres al frente de estos sectores es un avance hacia una mayor participación política, esto no se refleja en toda la estructura, solo 35% de las direcciones generales de educación, ciencia y tecnología cuentan con una mujer al frente”, informó el organismo.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sistematizó y analizó el puesto y nivel de ingresos de más de 300 mil personas que trabajan en las instituciones públicas de educación, ciencia y tecnología para identificar las principales brechas de género.
Entre los principales hallazgos se encontró que las mujeres en los sectores de educación, ciencia y tecnología están subrepresentadas en los puestos directivos.

En lo que respecta a mandos altos, en 20 de 54 instituciones de educación, ciencia y tecnología, como centros de investigación y universidades, se descubrió que son dirigidas por una mujer, aunque esta proporción dista de la paridad, es muy superior al resto de la Administración Pública Federal, donde solo 24% de las instituciones cuentan con una mujer al frente.

Sobre los mandos medios el 39% de los puestos de mando medio, que incluyen direcciones y subdirecciones de área, así como jefaturas de departamento, es ocupado por una mujer. La dirección general adjunta es el puesto con menor proporción de mujeres, ya que 29% está ocupado por mujeres.

Y en la parte más baja en los puestos administrativos y operarios, se descubrió que 6 de cada 10 puestos de enlace, último nivel en la estructura federal, son ocupados por mujeres.
También se descubrió que existen contrastes entre instituciones. Mientras que en la SEP solo 24% de los puestos de mando superior son encabezados por una mujer, en el Conacyt esta cifra asciende a 54%.

Los ingresos de las mujeres son menores que los ingresos de los hombres en las instituciones públicas de educación, ciencia y tecnología.
Aunque la UNAD es la institución con mayor proporción de mujeres en puestos de titularidad media, el ingreso promedio de las mujeres es 22% menor que el de los hombres.

Para reducir las brechas de género en los puestos de trabajo el IMCO propone que los tres niveles de gobierno inicien a promover la participación de las mujeres en la vida laboral ampliando las convocatorias abiertas para los puestos de direcciones generales y de mando medio, así como los niveles con menor participación de mujeres.

ESCRIBE UN COMENTARIO