En unas semanas será el Día de Muertos, una de las fechas fundamentales de la cultura mexicana. Cada estado, cada ciudad lo festeja a su manera, y León, por supuesto, no es la excepción.
Todo esto se puede percibir en las calles de la Zona Centro, y queda registrado en el libro “Las expresiones de la muerte en León” escrito por Rodolfo Herrera.
Herrera señala que la festividad de Todos los Santos tiene unas características de carácter completamente particular desde hace siglos, literalmente.

Desde tiempos del porfiriato la ciudad se preparaba para festejar el día con un gran número de puestos en la Plaza Principal, y los dulces típicos de aquel entonces eran de almendra y garapiñados.
Uno de los más populares eran de las señoras Camerina, Altagracia y Josefina Moreno, llamados “La Palestina” y “El canastillo de flores”.
Claro: No podían faltar los habituales alfeñiques.

Era común, a finales del siglo XIX e inicios del XX (época de mayor auge del porfiriato), que las familias se vistieran con sus mejores galas, pues se trataba de una época muy importante y solemne.
A las 5:00 de la tarde era cuando se escuchaba la serenata, y en el mercado se comía el platillo propio de estas fechas: Fiambre y cerdo relleno.
Todo el evento terminaba alrededor de las 11:00 de la noche, cuando dejaba de tocar la Banda Municipal.

El importante cronista de León, Timoteo Lozano, recuerda estos festejos del 2 de noviembre en sus “Crónicas Leonesas” que pueden consultarse de manera digital en el Facebook del Archivo Histórico.
Hoy en día, la celebración está igual de viva que hace años, aunque ya no tiene la solemnidad de principios del siglo XX.
Uno de los eventos más característicos de estas fechas es la Feria del Alfeñique, que se lleva a cabo en la Plaza Fundadores.

Recientemente, otro evento enfocado en el arte urbano, “Mictlarte” se encargó de fomentar murales en los principales cementerios de la ciudad de León.
“El festival de la muerte” cuyo objetivo es también el fomento de la cultura, es otro de los acontecimientos típicos de estas fechas, así como los tradicionales Monjes cuentaleyendas.

ESCRIBE UN COMENTARIO