La Contraloría Municipal procedió a realizar una investigación administrativa sobre un coordinador de Obra Pública, detenido en el operativo alcoholímetro por conducir en estado de ebriedad, el pasado fin de semana.

Así lo dio a conocer el contralor Leopoldo Jiménez Soto, quien precisó que de oficio se comenzó la investigación para esclarecer los hechos y determinar si existe o no  una responsabilidad de parte del funcionario.

Dijo que de inmediato se inició la investigación, se procedió a recabar los datos de un coordinador en la Dirección de Obra Pública, que en el corredor de Torres Landa y Francisco Villa, a las 3 de la mañana conducía en estado de ebriedad un vehículo propiedad del municipio de León.

El coordinador de Obra Pública, pertenece al área de Alumbrado Público, quien por la propia actividad que realiza todos los días tenía a su cargo el vehículo, sin embargo, fue detenido en el operativo alcoholímetro por conducir en estado de ebriedad.

La Contraloría tiene una política permanente de supervisión sobre el uso de los vehículos oficiales, pero siempre será el factor humano el que falla, algunas personas no respetan las disposiciones oficiales, indicó.

Las sanciones que se podrían aplicar al funcionario de Obra Pública podría ser desde una amonestación, despido o hasta una inhabilitación en caso de existir responsabilidades, con base a resultados de la investigación que se terminará en unas semanas.

En relación a la sanción laboral indicó que le compete a la Dirección de Desarrollo Institucional y de la Dirección de Obra Pública.

Por otra parte, Leopoldo Jiménez Soto expuso que está a punto de concluir la investigación sobre los casos de las profesiones y uso de escoltas y nombramiento de funcionarios en la Secretaría de Seguridad Pública durante el periodo de Luis Enrique Ramírez Saldaña.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  PREPARAN CAMIONEROS MANIFESTACIÓN NACIONAL CONTRA GOBIERNO FEDERAL