En la mayoría de militantes de partidos políticos, se aprecia la disposición para abatir los negativos que en la opinión pública les afectan. La raíz de la crisis radica esencialmente en la calidad de las opciones para postular candidatos y dirigentes de los partidos políticos.

Para avanzar en la materia es necesario ponerse de acuerdo en la necesidad de impulsar personas con capacidad amplia para desempeñar el cargo, además de poseer prestigio derivado de su historia personal. Dado que la autocrítica no está suficientemente arraigada entre la ciudadanía, es necesario que la ley de la materia establezca con claridad los atributos y conocimientos, que habrán de tener quienes contiendan por algún cargo de esa naturaleza.

Es indispensable que postulantes y dirigentes tengan una idea del proceso histórico que ha vivido el país. Un curso sobre las etapas más importantes de la historia nacional, contribuiría para elevar los niveles del debate tanto al interior de los partidos, por la diputa de los cargos directivos, como en la lucha por obtener la postulación a cualquier candidatura.

La actualización de conocimientos, mediante el uso del método dialéctico, se lograría mediante convenios con universidades e institutos de educación superior, que garantizaran la calidad de los conocimientos de los egresados.

Un curso sobre historia económica de México, sería de gran utilidad, para que en el ejercicio del cargo a que se aspira, se  no se convierta, el representante popular, en los hechos, en convidado de piedra.

Finalmente se completaría la certificación con un módulo sobre problemas económicos, políticos y sociales de México.

También te puede interesar:  MÉXICO SE DESANGRA

Un consenso entre los partidos en el seno del INE, cubriría el nombre oficial de las asignaturas y el plan y programa de estudios, así como los contenidos.

Ningún egresado podría argumentar estar certificado por haber cursado licenciatura o posgrado alguno.

Se convendría con las instituciones seleccionadas para impartir la certificación, la naturaleza del comprobante que se otorgará a quienes realizaran el curso, mismo que sería condición, para competir por candidaturas y dirigencias.