El Instituto Municipal de las Mujeres de León (IMMujeres) informó que atendió a 19 mujeres indígenas migrantes embarazadas, en periodo de lactancia y en situación de violencia en las comunidades agrícolas de León.

En las comunidades rurales de León ha detectado a 24 mujeres indígenas embarazadas o en periodo de lactancia que son atendidas y orientadas durante todo el tiempo que permanezcan en el agro del municipio de León.

El IMMujeres precisó que las comunidades que hasta el momento se han visitado son La Sandía, Benito Juárez, San Judas, Barretos, La Arcina y San José de Sapos, y en esta semana también se acudirá a los campos de cultivo de la comunidad Nuevo Lindero para lograr una cercanía y confianza con las mujeres y familias.

Las mujeres indígenas migrantes provenientes principalmente del estado de Guerrero, año con año llegan a León a trabajar a los campos agrícolas de chile y diferentes hortalizas.

La analista del programa “Redes de Mujeres sin Violencia”, Lizett Abigail Gómez Collazo, indicó que, en un trabajo transversal liderado por la Dirección de Desarrollo Rural, se lleva a cabo un censo a las familias jornaleras, detectando hasta el momento a 24 mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

“Nosotras logramos acercarnos a mujeres que están embarazadas o mujeres en estado de puerperio, durante estos meses las trasladamos al sector salud donde a ellas se les realizan estudios de laboratorio, ultrasonidos, medicamentos y vitaminas”.

A través de las Redes, de abril a la fecha, el Instituto ha brindado atención a 19 mujeres, trasladándolas a Unidades de Salud para chequeos médicos con la finalidad de detectar y disminuir riesgos durante el embarazo o posterior al parto.

La atención incluye la gestión de citas médicas, traslados y seguimientos a las mujeres, a sus hijos e hijas, quienes también reciben una atención para la detección de infecciones en el Hospital Materno Infantil, el Hospital General y el Hospital Comunitario de las Joyas.

En este periodo 8 mujeres han tenido a sus hijas e hijos, a quienes se les ha dado seguimiento para el tamiz correspondiente para la detección de enfermedades congénitas, y en su caso, actuar de manera inmediata para evitar complicaciones, y también se les traslada para la aplicación de vacunas.

Como parte de los derechos sexuales y reproductivos, posterior al parto, algunas mujeres se han decidido por la colocación de métodos anticonceptivos; además se les han realizado pruebas de Papanicolaou.

De acuerdo con las necesidades de las mujeres, también el Instituto les proporciona algunos artículos básicos para su alimentación e higiene como frijol, arroz, leche, pañales, toallitas húmedas, papel sanitario, entre otros.

Entre las gestiones con instituciones de salud, se logró que el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capacits) acudiera a la comunidad de La Sandía para la realización de pruebas de Hepatitis C y VIH.

En caso de que las mujeres presenten una situación de violencia, también reciben la atención correspondiente por medio de una canalización.

El año pasado el Instituto Municipal de las Mujeres brindó 50 acompañamientos a mujeres provenientes del estado de Guerrero, refirió Lizett Abigail Gómez Collazo.

ESCRIBE UN COMENTARIO