Los incendios de pastizales se han convertido en un “dolor de cabeza” para los integrantes de las corporaciones de Seguridad Pública del Municipio.

En lo que va del año, se han registrado al menos cuatro conflagraciones que en diversos sectores del campo leonés, principalmente en la zona cerril del nor-poniente.

Los riesgos de quema de pastizal se incrementan debido al inicio de la temporada de estiaje, que deriva un clima seco y que podría extenderse los primeros tres meses del año.

Las recomendaciones de Bomberos y Protección Civil se dirigen hacia paseantes, principalmente sábado y domingo, para que eviten la quema de fogatas.

El domingo pasado se registraron dos incendios forestales que fueron avistados desde diversos puntos de la mancha urbana de León.

De acuerdo al informe municipal, el cuerpo de Bomberos y el área de Protección Civil trabajan en labores preventivas entre la ciudadanía.

ESCRIBE UN COMENTARIO