Según datos de la Secretaría de Salud de Guanajuato, en el estado hay cerca de 3 millones de afiliados al Seguro Popular.

En un video donde el ex secretario de Salud en el sexenio de Vicente Fox, Julio Frenk, expone que abolir el Seguro Popular representa un retroceso y afectaría a la población más pobre del país.

En ese video muestra cifras a nivel nacional en donde señala que más de 50 millones de mexicanos están afiliados a este seguro y que para muchos les ha servido, pues dijo que en los 15 años de vida que tiene este formato ha crecido mucho y beneficiado a millones de habitantes del país.

Por ejemplo, del 2013 al 2018, el Seguro Popular ha cubierto 98.3mil casos de personas que requieren cuidados intensivos neonatales, 51.4 casos de cáncer de mama, 18.3 mil casos de cáncer cérvico-uterino, 12.9 mil casos de cáncer infantil y ha atendido a 93.8 mil personas con VIH.

CONSECUENCIAS

Las consecuencias de la abolición del Seguro Popular, según Julio Frenk, sería generar un retroceso en la forma de asignación de los recursos, pues por cada persona que se afilia, el gobierno federal y los estatales asignan recurso para ellos, y por cada persona con una enfermedad grave, el fondo de gastos catastróficos le da el dinero al hospital para que pueda atender a esa persona.

Se reduciría además el número de recursos disponible, pues si se centraliza todo es sistema de salud, se perdería la aportación que hacen los gobiernos estatales.

Otra consecuencia sería que los fondos de protección para gastos catastróficos (que atiende todas las enfermedades de especialidad y terapia intensiva) cambiarían de uso y se destinaría a regular la situación laboral de los trabajadores de la Secretaría de Salud. Así pues, como última consecuencia se empobrecería la oferta de servicio de salud en especialidades.

ESCRIBE UN COMENTARIO