La fetidez emanada de unas bolsas negras abandonadas al pie de un árbol sobre la avenida Las Torres y el acceso a el Atrio tras ser denunciada por los vecinos dejó al descubierto que se trataba de restos humanos en estado de putrefacción.

Minutos antes de las 11 de la mañana una serie de reportes ciudadanos al número de emergencias 911 alertó a las autoridades de un par de bolsas sospechosas en la entrada al fraccionamiento de El Atrio, debajo de un árbol.

A su llegada la Policía revisó el contenido de las mismas dando con que se trataba de restos humanos en avanzado estado de descomposición que alguien dejó ahí, minutos antes.

Siguiendo sus protocolos se actuación para estos casos, los agentes dieron parte a la Fiscalía del estado y procedieron a asegurar la calle, cerrando el paso a viandantes y automovilistas fin de preservar la escena y dar tiempo a la llegada de peritos y forense, los que poco más tarde llegaron para hacer su trabajo.

Debido al estado en que se encontraban los restos humanos, al momento no pudo precisarse si se trató de una sola persona o dos lo mismo que su género, lo que seguramente hoy la autoridad precisará.

ESCRIBE UN COMENTARIO