El personal de la gasolinera ubicada en el bulevar Juventino Rosas esquina con el bulevar Josefa Ortiz de Domínguez ya sólo va a montar guardia.

Ubicada en el carril que se dirige al municipio de Purísima del Rincón, la gasolinera Pemex que ya tiene casi dos meses cerrada, desde inicio de la crisis del combustible, tenía al menos tres o cuatro personas limpiando las instalaciones y hasta pintando las líneas que marcan el espacio de los autos para recargar gasolina.

Sin embargo, al día de ayer ya sólo había una persona montando guardia en el lugar. El empleado indicó que era relativamente nuevo en el trabajo, pues sólo despachó gasolina una semana y después se terminó el combustible.

Afortunadamente, dijo, siguen recibiendo su sueldo ordinario pero se están perdiendo las propinas.

Explicó también que no existe una fecha exacta para que llegue el combustible,  por lo que no pueden descuidar la estación ya que están a la espera de que en cualquier momento se restablezca el abasto.

La ciudadanía ha expresado también que ya es “normal” que dicha estación esté así, pues al parecer siempre que hay desabasto, ésta es la primera en quedarse sin gasolina.

El empleado dijo que sólo está poco tiempo de guardia porque llega  otro de sus compañeros y él se va.

ESCRIBE UN COMENTARIO