Debido a lo lejos que se encuentra la colonia Brisas del Campestre, y al tiempo que sus habitantes se tardan en llegar a la Zona Centro, muchos de ellos han creado sus propios negocios, demostrando que en cualquier punto de la ciudad se puede emprender.

Pueden ser abarroteras, barberías, puestos de carnitas, papelerías y taquerías. Los vecinos de Brisas del Campestre buscan emprender, y ganarse la vida honestamente en una colonia que, desgraciadamente, destaca por su inseguridad. Ellos son el mejor ejemplo de tenacidad, superación personal y honestidad. A continuación se muestran tres casos.

El primero es el de Martha García, quien en un carrito se dedica a la venta de tamales todas las mañanas. Recorre las calles de Brisas del Campestre para todos aquellos que quieran desayunar un tamal, y también hay quienes la conocen y le llaman por teléfono para hacer un pedido. Su negocio tiene 2 años.

“Una busca la vida honesta. Entre mis hijos y mi esposo pusieron el dinero, y hasta ahora nos ha servido. Allí vamos despacito. Normalmente salimos a vender a la calle, pero ya tenemos a nuestros clientes que nos llaman. Mi esposo es muy bueno en la cocina, y de allí surgió nuestra idea. Nosotros compramos todo en el centro, donde nos surtimos y aquí ofrecemos los tamales a buen precio”.

Otro vendedor que ofrece su producto los fines de semana es el joven Ángel Mireles, quien tiene un negocio de carnitas. La clientela llega mientras él corta el alimento extrayéndolo del habitual cazo. Compra los productos en el rastro, donde todo sale mucho más barato. El negocio va creciendo junto con su familia.  Hoy en día, los clientes llegan a comprar su producto, todos ellos de los edificios y calles aledañas a Brisas.

Las abarroterías, que también destacan en la zona de Brisas del Campestre, son otros de los negocios más constantes. Uno de esos negocios es de Milagros Tavares.

“Empecé este negocio hace dos meses y medio. Mi esposo recibió un dinero con una indemnización, y de lo malo sacamos algo bueno. Realmente, lo que siempre buscamos es dar un buen precio. Como en todo negocio una se desanima, pero con el tiempo ya nos empiezan a ubicar”.

ESCRIBE UN COMENTARIO