Hoy es un día muy especial para todos los leoneses, pues la Capital del Calzado cumple 445 años de edad. En medio de una pandemia global, nadie puede dudar que se mantiene en pie y con mucha fuerza, haciendo honor a su lema: “El trabajo todo lo vence”.

Se cumplen 445 años de edad.

A lo largo de su historia, León ha enfrentado de todo: ataques de los chichimecas, terribles inundaciones (la de 1888 fue una de las peores en su historia), su participación durante la Independencia de México; ataques inefables de Pascual Orozco durante la Revolución Mexicana, crisis económicas, y por supuesto epidemias y pandemias como la del cólera, la influenza y actualmente, el coronavirus.

ORÍGENES Y DOCUMENTOS

Corría un 20 de enero de 1576, cuando Juan Bautista de Orozco fundó la Villa de León. Desde ese entonces realiza el trazo del territorio, e instala su primer ayuntamiento, cumpliendo la orden dada por Martín Enríquez de Almanza.

Para todos los leoneses y visitantes es muy normal ver infinidad de casas que se extienden por toda la ciudad, pero la primera que se construyó fue la del capitán Juan Alonso de Torres, que sirvió en la guerra contra los chichimecas, quienes constantemente asediaban el territorio.

De acuerdo con la réplica del Acta de Fundación, cuyo trabajo paleográfico es obra de Carlos Arturo Navarro, el Archivo Histórico Municipal (actualmente con acceso limitado debido a la pandemia) cuenta con testimonios a partir de 1580.

Hoy en día, la ciudad de León ha crecido y se encuentra inmersa en el mundo digital. Basta con escribir en Google “León Guanajuato” y aparecerán 27,100,000 y “León de los Aldama” para observar cómo salen alrededor de 5,070,000 respuestas.

Incluso, Wikipedia cuenta con una entrada titulada “Historia de León (México)” y en formato PDF es posible leer varios textos, como “Monografía del municipio de León” de Carlos Arturo Navarro Valtierra. Además, en Facebook se pueden checar infinidad de fotografías, difundidas en el grupo “León histórico cultural en pie”.

Con más de 400 años, León tiene mucho que aportar, pero sobre todo, mucho qué crecer.

ESCRIBE UN COMENTARIO