Roberto Zermeño recibirá este jueves de nueva cuenta la posesión jurídica del estadio e iniciará a presionar para que el gobierno del estado le pague cientos de millones de pesos, para que lo recupere cuanto antes.

El Estadio León nunca fue entregado a Jorge Carlos Obregón Serrano en el 2000, cuando su secretario de Ayuntamiento Felipe de Jesús López Gómez, supuestamente realizó el hoy fallido Fideicomiso Ciudadano que obligaba a Zermeño a entregar colores del equipo, escudo y estadio, junto con sus 60 mil metros cuadrados de estacionamiento.

COMO AVESTRUZ

Todo hace suponer que Zermeño no se presentará a exigir entrar al estadio, sino que serán sus abogados con los representantes jurídicos del municipio, quienes desarrollen la entrega recepción, (porque tampoco se espera la presencia de Felipe de Jesús López Gómez, actual secretario de Ayuntamiento).

También se desconoce si Jesús Martínez Murguía podrá enviar a uno de sus abogados, para que por lo menos le informen de los términos de la entrega recepción y conozca los dolores de cabeza que le atraerá a Grupo Pachuca, las decisiones de quien siempre fue dueño del Estadio León.

NO HAY NUEVO ESTADIO

Todo apunta a que la directiva esmeralda no podrá construir el estadio que pretendía, debido a que no hay el suficiente dinero en la región para iniciar la obra.

Jesús Martínez Patiño tiene 13 meses guardando silencio al respecto de la obra y nadie se explica por qué no arranca el nuevo Estadio León que tanto prometió.

Martínez tiene sólo dos años y medio para entregar el estadio con respecto al contrato que firmó con el municipio.

En estos 30 meses, tendrá que construir por lo menos un Estadio Nuevo o esperar que el gobernador diego Sinhue Rodríguez Vallejo pague con dinero del pueblo, la expropiación a Zermeño y ahora sí regrese el estadio a la ciudad y la Fiera siga jugando en su legendaria casa.

SALVEMOS NUESTRO ESTADIO

Lo integrantes de la agrupación de dueños de Palcos y Plateas denominada «Salvemos nuestro Estadio», ya también analizan una serie de demandas para rescatar algo de sus palcos y plateas, pues saben que el estadio está totalmente perdido.

Lo que aún no se sabe es a quién van a demandar, si a Zermeño o al gobierno municipal y estatal. Lo cierto es que todos desean cobrar, y el dinero al final de cuentas es del pueblo.

BOTELLAZO EN CELAYA

Los que no saben cómo salvarán a Celaya en el 2021, son los panistas, pues la actual alcaldes sigue cayendo dramáticamente y ahora se encuentra con un 13% de aceptación, mismas cifras que desplomaron a la priista Bárbara Botello en León.

El modelo de fracaso de Botello ya es motivo de análisis para Celaya, pues ahora los panistas del poder en el estado analizan sacarla y enviarla muy lejos el próximo año, con una diputación federal.

MORENA TOMARÁ CELAYA

Sin embargo, ese no es el verdadero problema para los tomadores de decisiones y cerebros del panismo en el estado, sino que no encuentran a quien van a lanzar como alcalde de Celaya en el 2021.

Quieren un hombre que sepa ganarse el despedazado corazón de los electores, que ayude a rescatar las diputaciones locales y federales que se disputan en la ciudad cajetera.

AMLO y su Morena están más que listos y ansiosos para recoger los votos que abandonó el panismo, y no será nada raro ver que hayan operativos militares mediáticos, a favor del gobierno federal en todo el 2020 y 2021.

EJÉRCITO SE LAVA LAS MANOS

El periodista Jorge Fernández Menéndez desnudó que el Ejército Mexicano estuvo 5 meses preparando el operativo de Culiacán, en donde identificaron a su objetivo, lo vigilaron de cerca durante días y noches, para que al final del día la Secretaría de Seguridad Federal a cargo de Alfonso Durazo terminara por cometer un error infantil y expuso la vida de 35 soldados de élite.

A pesar del fallido operativo, el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha solicitado la renuncia de ninguno de los colaboradores y se dedica a despotricar en contra de los gobiernos del pasado.

QUIEREN SER GOBERNADORES DE SONORA

Alfonso Durazo y Ana Guevara, directora de la Conade, están distraídos en ser gobernadores de su natal Sonora, pues las encuestas dan por un hecho que la actual gobernadora priista Claudia Artemiza Pavlovich Arellano se encuentra en la lona y quien sea designado por AMLO para que compita por Morena, será el futuro gobernador de Sonora.

ESCRIBE UN COMENTARIO