Antes que termine la presente administración municipal, autoridades municipales regularizarán asentamientos humanos como Presas de Guanajuato II y las viviendas aledañas a la zona de la ex Estación y la calle Ave María.

El regidor Carlos Chávez informó que con el apoyo de instancias del Gobierno del Estado esperan entregar unas 800 escrituras, para ambas demarcaciones en donde cientos de familias carecen de seguridad jurídica sobre sus propiedades.

Con la entrega de los documentos, miles de personas mejorarían sus condiciones de vida, debido a que estarían en posibilidades de contar con servicios públicos, de los cuales por ahora no gozan.

En el caso de las familias que viven en la zona de ex Estación y la calle Ave María, hasta llegar a la zona de la colonia Santa Fe residen en poco más de 400 viviendas, mientras que en Presas de Guanajuato II se trata de la misma cantidad.

“Sería un gran logro de la actual administración poder regularizar a todas esas familias y esperamos que con el apoyo de autoridades estatales se pueda dar certeza jurídica y las familias tengan un patrimonio”, dijo.

En esas zonas de la ciudad, existen cientos de familias que tienen hasta 30 años de vivir en esos lugares y lo han hecho en una condición irregular, debido a la falta de un proceso legal que los haga pasar de lo irregular a lo regular.

Según el funcionario, la Dirección de Desarrollo Urbano ya ha iniciado los primeros trabajos para dar forma al proceso legal, solo que, por tratarse de cientos de familias, el mismo será algo largo y complicado.

Por ejemplo, en Presas de Guanajuato II residen unas 400 familias desde unos 30 años, quienes durante todo ese tiempo han vivido en condiciones precarias por la falta de servicios.

En ese asentamiento, ubicado en la parte alta de la Presa de los Santos, las familias no tienen servicios públicos y por sus medios han llevado la luz eléctrica y el alumbrado público, aunque carecen de agua potable y drenaje.

Chávez Valadez destacó la importancia que este proceso jurídico tiene para las personas y para las mismas autoridades municipales, que tendrán la complicada labor de llevar los servicios públicos a los centenares de familias.

Se espera que las familias puedan contar con sus escrituras, las cuales podrán pagar por medio de pagos parciales y en base a las mismas necesidades de todos ellos.

“Sabemos que se trata de familias que no tienen una buena situación económica y se va a hacer lo posible para que el proceso de regularización no tenga un costo alto para ellas”, afirmó.

ESCRIBE UN COMENTARIO