La Fiscalía General del Estado descartó abrir una carpeta de investigación por homicidio, en torno a los restos encontrados en un vagón del tren al interior de la planta armadora de la General Motors, una vez que el equipo forense determinó que éstos correspondían a animales.

Así lo informó este jueves, después de la recuperación de bolsas con restos orgánicos encontrados en el tren de carga proveniente de Tamaulipas, el cual fue reportado el miércoles por la noche por trabajadores de la planta.

En su reporte oficial, la Fiscalía señaló que se trataba en realidad de los  cuerpos de un perro y un ave, además de bolsas con basura y pasto seco, y expresó que “Se descarta por completo que las bolsas contengan restos de tipo humano”.

No es la primera vez que restos orgánicos no humanos movilizan a las autoridades policiales y la Fiscalía general del estado en Silao y otros municipios.

ESCRIBE UN COMENTARIO