Lo único que tiene claro Margarita Alba Ramírez es que los sueños sí se cumplen tarde que temprano.

La leonesa de 73 años ganó el primer lugar del concurso literario de los 200 años de la Armada de México, con el ensayo “Mis Sueños en la Armada”,  en la categoría “Memorias del Viejo y el Mar”, inspirada en su papá.

En entrevista para  El Heraldo de León, la ganadora compartió que desde niña soñó con ser parte de la Armada de México, por la influencia de su padre que perteneció a esta institución, incluso en algún momento de su vida deseó pertenecer a la heroica institución, pero por cuestiones económicas y su estatura, no le fue posible.

“Esta admiración a la Armada viene de mi padre, vivíamos en Manzanillo, mi papá tenía un puesto ahí. Cuando él llegaba a la casa uniformado, era mi mayor orgullo, lo miraba  y me emocionaba”.

Desde hace años forma parte de los Centros Gerontológicos del DIF, por parte de ellos recibió la invitación a participar.

Aunque confiesa que atravesaba por un muy mal momento personal, pues el Covid-19 le arrancó a dos de sus hijos, decidió seguir adelante y hacer otro de sus talentos, escribir.

“Todo el tiempo yo le ando contando historias a mis nietos, le doy vuelo a la imaginación, me adentro en las historias, siento que se me facilita”.

A sus 73 años decidió honrar a su padre con el ensayo “Sueños en la Armada”.

A través de un correo electrónico a su nieta le avisaron que había sido la ganadora. Para darle la noticia su hija y su nieta le llevaron un pastel y le anunciaron  que había ganado el primer lugar.

“Es la primera vez que ganó un primer lugar, me siento muy emocionada no cabía en mí, no la podía creer. No tengo muchos estudios pero le echado ganas, porque la misma vida te lo va pidiendo”, comentó.

El premio originalmente era un viaje a las instalaciones de la Armada de México, en la CDMX y Veracruz,  que por cuestiones de pandemia se tuvo que posponer.

Se siente una persona bendecida, pues nunca ha estado sola, en todo momento es acompañada por su familia, ellos son los más orgullosos de este logro, pues saben que ella ha sido la encargada de inculcarles buenos valores y motivarlos a diario.

Este premio le ha enseñado que los sueños sí se cumplen y ella quiere seguir superándose, ahora piensa en estudiar su primaria.

Como consejo recomienda a las personas adultas mayores que se empeñen en salir adelante,  que le echen muchas ganas y  que dejen a un lado sus temores.

ESCRIBE UN COMENTARIO