El Parque Juárez es, indudablemente, uno de los espacios públicos más destacados de León. Por eso, se hizo entrega de la segunda etapa de este lugar. Con una inversión de 15 millones de pesos, donde se construyó un foro al aire libre, jardineras e instalación de arbustos y árboles.

En esta nueva etapa hay además dos torres de vigilancia, y una zona de descanso con mesas y bancas de concreto. También, la rehabilitación de la plaza cívica, instalación de botes de basura, bancas, ejercitadores, columpios. Se colocaron 17 luminarias led al interior de la plaza, y la instalación hidráulica sanitaria así como sistema de riego fijo.

La etapa del espacio público, se realiza con la colaboración de la Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, por lo que su secretaria, María Isabel Ortiz Mantilla, señaló que el resultado del parque es un ejemplo de lo que se logran con el trabajo coordinado de la ciudadanía, y el propio Gobierno estatal y municipal.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo puntualizó que la visión del Gobierno es que un parque público debe de ser un punto de encuentro para los habitantes, por lo que recuperar espacios es de lo más importante en su política de desarrollo social.

El gobernador recordó que la primera etapa de rehabilitación se llevó a cabo en 2018, y fueron los mismos vecinos quienes solicitaron los trabajos en la parte media del parque. Así comenzó el rescate del espacio que no solo es visitado por gente de San Miguel sino de otras colonias.

Una inversión de 12.2 mdp proveniente del fondo metropolitano que se canalizaron a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, declaró Sinhue.

El alcalde de León, Héctor López Santillana, reconoció que se trata de una parte estratégica para fortalecer el desarrollo de la comunidad, y reflexionó que cuando hace 5 años inició la administración, los leoneses consideraban que León era un municipio oscuro, y por tanto había que transformarse. De modo que debía de hacerse un trabajo simultáneo, cambiando no solo el entorno sin la actitud de las personas.

“Transformar lo físico, pero también lo anímico de los ciudadanos”, apuntó Santillana. “Nosotros no queremos beneficiarios de los programas, lo que queremos es participantes de los programas”.

Se busca gente que ayude a cuidar el entorno, a mantener el lugar limpio, evitar el vandalismo, etcétera, pero lo más importante: que todos se entusiasmen por participar.

“Esto es lo que se permite visualizar cuando nos coordinamos, cuando los ciudadanos se apropian de los espacios, porque eso es lo que marca la diferencia. Los habitantes de esta colonia nos están dando un ejemplo”, expresó.

ESCRIBE UN COMENTARIO