Después de casi dos años de pandemia  ahora es el turno de adaptarse a la nueva normalidad al Palenque de  la Feria de León.

Bajo la premisa de “Un Palenque seguro, nos cuidamos entre todos”, tendrá su prueba de fuego, buscando que regresen las noches de palenque, llenas de música, diversión, amor, desamor, pero sobretodo salvaguardar la salud del público y los artistas.

Uno de los principales cambios es esta edición es que los lunes no habrá  variedad.

El  aforo autorizado es del 80 %, es decir que la capacidad máxima de asistentes será de 5,600  personas, pero si  llegara a retroceder el semáforo epidemiológico habrá cambios.

Todo el recinto se equipó con  sanitizadores UVC, medición de temperatura al ingresar, despachadores de gel antibacterial alrededor de las instalaciones y uso de cubrebocas indispensable.

En cuanto a los artistas y su staff a todos se les realizará prueba anticovid,  se modificarán los camerinos con el objetivo que tengan más ventilación, por medida de seguridad ni un artista ofrecerá entrevista ni antes, ni después del show.

Sí habrá venta de alcohol,  en todo momento se contará con la brigada anticovid que será la encargada que se cumpla el protocolo implementado por las autoridades.

A los asistentes se les invita a cumplir con todas las medidas para que cada presentación se realice de manera ordenada.

UN ANTES Y DESPUÉS

Sin duda habrá un antes y después de la pandemia en el Palenque, no se sabe cómo será el acomodo de las personas, si habrá venta de rosas, si los artistas permitirán que se les acerquen para tomarse fotografías y les entreguen obsequios como se solía hacer antes de la pandemia.

Gerardo Hemkes, encargado de Relaciones Públicas de la Empresa Tapatía, mencionó que la realización del Palenque en León, es un avance importante que la prioridad, por encima de la economía será la salud,  por lo que espera que todos (artistas y público), se adapten a esta nueva forma de disfrutar de los espectáculos, para que se pueda seguir reactivando la economía y el medio del espectáculo que ha sido uno de los más golpeados durante la contingencia sanitaria.

ESCRIBE UN COMENTARIO