El diputado federal panista, Éctor Jaime Ramírez Barba, recomendó a las autoridades municipales que realicen aforos del 30% en la Feria y en el Estadio León, debido a la presencia de la variante Ómicron en la ciudad.

“Debe de ser así en los lugares de espacios cerrados. Por ejemplo, si alguien no está vacunado, no debe de ir aunque se tenga un aforo del 50 por ciento, el riesgo es muy alto para él. Si alguien se vacunó hace seis meses, no tiene refuerzo y tiene factores de riesgo como más de 65 años, un cáncer, o está tomando medicamentos para diabetes”.

“Aquí la decisión la tiene el gobierno. En cuanto a las señales, llevamos más de 18 meses de pandemia, la gente sabe de qué estamos hablando, hay que compartir esa responsabilidad y la decisión es personal”.

Lamentó que el gobierno federal se haya lavado las manos en las medidas de sanidad en la cuarta ola de la pandemia en el país, por lo cual enfatizó que en eventos cerrados el aforo debe ser reducido.

“El gobierno federal se lavó las manos y dijo que cada quien determine. Yo lo que digo es que cada ciudadano determine cómo hacer las cosas y bajemos el riesgo en multitudes, en espacios cerrados y utilizar cubrebocas quirúrgico y otro normal, doble cubrebocas en espacios cerrados”.

Pidió a las autoridades que sean más estrictas, pues la variante Ómicron está circulando en León y en todo el país y se está demostrando que se contagia igual que el Sarampión.

“Hay mucha población que ha sido expuesta al coronavirus y no ha sido vacunada. La variante Ómicron suponemos que es la que está circulando, está contaminando a la velocidad del sarampión, tiene una tasa de reinfección muy alta. En lugares cerrados aumentan las posibilidades de los vapores”.

Señaló que también se tiene que prever que estamos en época de influenza, y “además una época de neumonía, de rotavirus y bacterias que andan circulando y ponen en riesgo a la población vulnerable. El llamado respetuoso a la población es que no baje la guardia”.

Pidió a la población y a las autoridades no confiarse con las declaraciones de que los jóvenes no se mueren, “ayer leí que un joven de 18 años sin riesgo murió. No creo que su familia piense lo mismo, estamos en época invernal, en diciembre y enero hay neumonías comunitarias, en un teatro cerrado es un riesgo”, concluyó.

ESCRIBE UN COMENTARIO