El secretario de Educación en Guanajuato, Jorge Hernández, dijo que regresó a clases totalmente presenciales el 43.4% de alumnos en los 12 mil planteles educativos del estado.

Aceptó que hubo una reducción del 6% de alumnos que acudían a sus clases totalmente presenciales, y éstos optaron por tomar clases híbridas, con lo cual disminuyó el flujo de alumnos en las aulas.

En diciembre el estado cerró clases con el 49% de los estudiantes acudiendo de forma presencial, un 48% de manera híbrida. Es decir, el 98% estaba acudiendo al salón.

Sobre el sistema híbrido, explicó que creció del 48 al 54%, gracias a que recibió a miles de estudiantes que ya no quieren ir de manera presencial los cinco días de la semana.

Esta semana retornaron a clases un millón 252 mil 791 estudiantes de nivel básico, de los cuales 75 mil aproximadamente decidieron ir menos a clases totalmente presenciales y pasarse al modo híbrido, en el cual acuden solo dos días a la escuela físicamente.

“Hemos calificado que fue un regreso a clases positivo, el esquema se basó en que cada escuela determinó la condición que más le favoreció para tener presencialidad total, hibridez o trabajar a distancia; las clases híbridas incrementaron un 6.3 por ciento y la presencialidad bajó 6.6%; a distancia se mantuvo sobre un 2% total”, declaró el titular de la SEG.

El titular de la SEG exhortó a los padres de familia a confiar en el trabajo en los salones de clases, donde se espera que Ómicron muestre contagios bajos, similares a Delta.

“Yo les pido a los padres de familia que valoren dónde están mejor sus hijos. Estadísticamente, los salones son un lugar donde se contagian menos que en cualquier evento, reunión familiar, o transporte público. La escuela tiene protocolos desde antes de llegar a clases, y estando en la escuela se presenta la revisión en el acceso, revisión dentro del aula. El comportamiento de los niños es otro en las escuelas, con la autoridad del maestro”.

“Riesgo cero no hay, no se encuentra en ningún lugar. Niños viviendo en una cápsula tampoco los tenemos, lo real es que tenemos que aprender a vivir con esto, no hay ningún estudio científico que hable de la escuela como un espacio que incrementa los contagios en la población”, comentó Jorge Hernández.

El pasado semestre agosto-diciembre retornaron a clases en total un millón 318 mil alumnos, maestros y personal administrativo, y solo se registraron 2 mil 221 infectados que representaron el 0.17% del universo educativo de nivel básico.

ESCRIBE UN COMENTARIO