El argentino Ariel Holan destacó al final del encuentro que el triunfo del León tiene un valor enorme porque sus jugadores supieron reponerse emocionalmente de la derrota que no esperaban a media semana.

Además, Holan manifestó que jugaron contra un equipo que tiene un gran entrenador y con muchas variantes tácticas, “es un rival durísimo que incluso con la expulsión buscó complicarnos”.

“Creo que el equipo jugó muy bien y le doy un valor enorme porque nos repusimos emocionalmente y es una prueba de carácter para nosotros mismos y para el equipo, y el haber ganado nos da mucho optimismo de cara al futuro”.

Insistió que jugaron bien al futbol, pero siempre hay cosas por ajustar, “pero celebro por la actitud de todo el equipo, estamos en cuarto lugar, nuestra ilusión es entrar entre los cuatro primeros y en el balance final estoy muy satisfecho”.

Señaló que matemáticamente restan tres partidos y de ganarlos, estarán entre los cuatro mejores, “mientras dependa de nosotros vamos a luchar, pero la actitud tiene que ser la de hoy porque quedan tres partidos muy duros contra Toluca, Cruz Azul y Necaxa”.

Asimismo, resaltó que lo bueno es que en el duelo en el Cuauhtémoc no tuvieron lesionados y tendrán una semana larga para trabajar y un poco de descanso porque venían con mucho ritmo de competencia y pocos entrenamientos, “fueron tres partidos en una semana”.

Finalmente, Holan confesó que el desafío más grande que tienen por delante es lograr la mejor versión del León, “porque de rato jugamos muy bien y luego no jugamos tan mal, pero cometemos errores que terminan pesando, habrá que jugar bien el mayor tiempo posible”.

ESCRIBE UN COMENTARIO