Los Panzas Verdes del León cerrarán hoy las prácticas para el primer encuentro de preparación, ante los Murciélagos de Los Mochis, de la Liga de Ascenso.
El equipo de Javier Torrente trabajó ayer en Casa Club, con gimnasio y luego la práctica del día, penúltima antes del primer parámetro de pretemporada.
Jugadores como Jorge Pereyra saben de lo que se trata, con un examen que exigirá a todos los jugadores que quieren ganarse un puesto en el once titular, para lo cual destacó la actitud del León para el Apertura 2017, una que, junto a la preparación, debe marcar la diferencia desde el comienzo.
«Es el segundo torneo, ahora pude hacer pretemporada, con más ganas, conociendo ya bien a mis compañeros más los chicos que se sumaron, hay una linda competencia que le va a hacer bien al grupo», dijo, reconociendo que le faltaba una pretemporada.

– ¿Cómo se verá el León para el próximo torneo?
«Tiene que ser un poco de todo, lo principal, la actitud desde el minuto 1 al 90, después, las individualidades tienen que sobresalir, es un complemento de todo, defensas, medios y delanteros, principalmente con la actitud y después cada uno sabe lo que tiene que hacer dentro de la cancha».
Las modificaciones del equipo no afectarían de manera inicial a Pereyra, quien seguirá siendo utilizado en su posición natural. Eso, más la adaptación que ha tenido en México, serán la clave.
«Ahora me estoy enfocando en los amistosos para mostrarme, si bien haciendo mi trabajo adelante, colaborando también en defensa, para entrar en consideración de Javier (Torrente) para ver si me puede poner en los once iniciales, o si no tendré que ganarme el lugar desde afuera», aseguró.
Así se manifiesta el argentino, que ha recibido una gran noticia que lo motiva, la del nacimiento de su hijo Santino.
«Anímicamente estoy muy contento porque en lo personal acaba de nacer mi segundo hijo, es mexicano, eso me da muchas más pilas, y físicamente bien, venimos entrenando con el profe y ahora vienen los amistosos donde nos tenemos que mostrar», finalizó.

ESCRIBE UN COMENTARIO