Las colonias San Agustín y Héroes de Chapultepec, que se encuentran a lo largo del bulevar Hidalgo, se han convertido en escenarios habituales de la delincuencia. Tan solo en los últimos días hubo un doble homicidio en la primera, mientras que en la segunda un hombre de 31 años fue asesinado a balazos y unas personas abandonaron un cuerpo.
La violencia y la inseguridad son constantes, pese a que relativamente cerca, en la calle Juan de la Barrera, a punto de llegar al bulevar Campestre en la colonia la Florida, hay un cuartel donde están concentradas las fuerzas armadas. Por eso, la pregunta unánime de los vecinos es: “¿por qué tanta inseguridad?”.

La colonia Héroes de Chapultepec está repleta de escuelas, fábricas, carnicerías y tiendas de abarrotes. Hay constante actividad de sus vecinos y habitantes, la gran mayoría trabajadores y dedicados. Por desgracia, nunca faltan los delincuentes.

Hay vecinos quienes incluso han tenido que pagar sus propias cámaras de vigilancia y otros a quienes les han robado sus vehículos. Un caso es el de la señora Evelia Martínez (los nombres de los entrevistados han sido cambiados con el objetivo de proteger su identidad), quien vive a diario la situación:
“Apenas nos estamos recuperando del susto. En unos pocos días empezaron a balear por la zona y luego a dejar cuerpos. Parece que de nada sirve la Guardia Nacional, porque las cosas siguen ocurriendo”, dice.

Por su parte, Joaquín N., vecino de la San Agustín, señala: “es uno de muchos casos. Sabemos que es gente que anda en malos pasos y terminan así, pero mientras los quiebran, las personas trabajadoras tenemos que soportarlo todo”.

Anoche, unos hombres armados dejaron un cuerpo cerca de un templo de los Testigos de Jehová. Enfrente de dicho edificio hay una fábrica. El cadáver estaba envuelto en cobijas y además tenía una cartulina con un mensaje. Ese es el más reciente hecho delictivo que los vecinos y trabajadores de ambas colonias que colindan con el bulevar Hidalgo esperan no se repita.

ESCRIBE UN COMENTARIO