Este martes arrancó la consulta en la cual participan más de seis mil trabajadores de General Motors Planta Silao para elegir al sindicato que los habrá de representar en su contrato colectivo. La votación se cierra este miércoles.

Nuevamente se enfrenta un grupo de activistas que está ligado a la Cuarta Transformación y que ya logró vencer en las urnas en agosto pasado a la CTM (Confederación de Trabajadores Mexicanos), para quitarlos de 25 años de administrar el contrato colectivo de los trabajadores de la planta, esto como parte de la reforma laboral que entró en vigor con el nuevo Tratado de Libre Comercio T-MEC con Canadá y Estados Unidos.

Los trabajadores buscan sacar a la CTM porque pretenden obtener mejores salarios, sin embargo, la central obrera ligada al viejo régimen del PRI, promete que habrá mejoras a partir de que voten nuevamente por su sindicato en estos dos días de votación.
Con la votación de este martes y miércoles, nace la esperanza para muchos trabajadores de remover a los viejos sindicatos ligados al PRI y que están con los contratos colectivos en las plantas de todo el país.

Sin embargo, hay quienes aseguran que la paz laboral de Guanajuato y de todo el país está en riesgo con la llegada de nuevos grupos sindicales.
La planta General Motors ha señalado que se mantiene firme en su postura de respetar al ganador y con la apertura al diálogo y al trabajo con la nueva administración sindicalista.
El Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de la Industria del Autotransporte, construcción de la Industria Automotriz, autopartes, similares y conexos de la República Mexicana, señala que la CTM cuenta con el mayor respaldo de los trabajadores para mantener el contrato colectivo de trabajo en la General Motors de México y prometen aumentar las prestaciones salariales.

Lo anterior fue declarado por Antonio Vallejo Sánchez, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato en General Motors Silao, quien dijo “mejoraremos e incrementaremos los beneficios y apoyos sindicales como préstamos personales, caja de ahorro, apoyo a servicios funerarios, apoyos médicos, económicos y/o en especie para rehabilitación de trabajadores e hijos, becas escolares, apoyo jurídico, apoyo personal ante el IMSS e Infonavit, incremento salarial en dos dígitos, nuevas categorías en tabulador para operaciones, calidad, mantenimiento y materiales y aumentar el porcentaje de beneficiarios en niveles especiales”.

ESCRIBE UN COMENTARIO