El cadáver de una persona decapitada fue arrojado a la vía pública anoche domingo, el cuerpo estaba envuelto en una cobija color café y lo abandonaron al pie de una luminaria a la vista de todos.

Minutos después de las 22:00 horas, las autoridades fueron avisadas de que en la calle Río Balsas casi esquina con el bulevar Hermanos Aldama de la colonia Juan Valle, había una persona tirada en abajo de la banqueta, lo que acudió a verificar la Policía en compañía de paramédicos, que en cuanto se ubicó el cadáver, se retiraron.

Lo encontrado fue un cadáver, se desconoce si masculino o femenino, envuelto en una cobija color café y sin cabeza, la que se encontró dentro de una bolsa de plástico negra que fue depositada a un lado del resto del cuerpo. Y aunque el hallazgo se reportó minutos después de las 22 horas, aparentemente nadie se dio cuenta quién o quienes fueron a dejar los restos humanos, al pie de un poste de alumbrado y justo al frente de un negocio de autopartes eléctricas que ya en ese momento estaba cerrado.

Momentos después de que arribó la Policía lo hizo la Guardia Nacional, lo mismo que Agentes de Investigación Criminal, y más tarde peritos de la Fiscalía que trabajaron en la escena del crimen durante más de una hora.

Hasta el cierre de la presente edición aún no había sido posible esclarecer si se trató de un masculino o una mujer cuyos restos fueron dejados en la vía pública de la colonia Juan Valle, que consta de apenas unas cuadras y que linda precisamente con el Barrio de San Miguel, como es mejor conocida.

ESCRIBE UN COMENTARIO