El mes de julio ha sido fijado por autoridades municipales como el plazo final y decisivo para la construcción del NUMO y en caso de no iniciarse en ese mes, más adelante sería complicado iniciarlo.

A las autoridades municipales les tiene imposibilitadas de iniciar las obras, la falta de la factibilidad que debe ser otorgada por el INAH, que, por medio de su titular en el Estado de Guanajuato, Adriana Camarena ha señalado que no cuentan con el proyecto ejecutivo.

La misma funcionaria explicó que si el organismo a su cargo no cuenta con todos y cada uno de los documentos y requisitos que se debe de entregar y cumplir, las obras no se pueden iniciar.

Fue el propio alcalde, Alejandro Navarro, quien dio a conocer que si para el mes de julio no se pueden iniciar las obras, podrían regresar los recursos que por 70 millones de pesos fueron autorizados por el Congreso del Estado.

“Yo veo que ya no hay para donde y por ahí de julio si no hay permisos regresamos los 70 millones de pesos al Congreso del Estado o en su defecto los metemos a obra pública”, dijo.

Explicó que no hay forma que el tema pueda fluir de manera adecuada con las autoridades federales, debido a que se han impuesto criterios de tipo político y se han dejado de lado los argumentos, derivado de la necesidad de la ciudad de Guanajuato.

Para la representante del movimiento ‘En Defensa de las Momias’, la regidora Paloma Robles, el gobierno a cargo de Alejandro Navarro ha sido completamente omiso en las Leyes y reglamentos que tiene bajo su atribución un organismo como el INAH.

“Las autoridades municipales pensaron que con tener el dinero para esa obra ya era suficiente, pero hay leyes y reglamentos en materia de conservación y protección que se debe respetar y tener en cuenta”, afirmó.

Apuntó que, para empezar, la nueva sede para las Momias de Guanajuato, se ubica en la zona del polígono de protección del Patrimonio de la Humanidad y una de las causas que no haya autorización es el impacto a la imagen urbana que se va a producir en la ex Estación.

Consideró que al fijarse de parte del alcalde una fecha para no iniciar las obras, es la muestra de que desde el inicio las cosas se hicieron mal, y en todo momento se colocó al beneficio económico por encima del beneficio social.

“Las Leyes y los reglamentos son muy claros y son de aplicación general, por lo que si no te ajustas a ellos no vas a poder obtener las autorizaciones y eso es lo que paso en el caso de la plaza comercial con momias”, aseguró.

ESCRIBE UN COMENTARIO