Cuando menos 400 empleados eventuales en el municipio fueron dados de baja de la nómina  y  esperan dialogar con el alcalde Carlos García Villaseñor cuando se les van a liquidar los finiquitos.

Martin González, uno de los empleados municipales dados de baja, señaló que tras la conclusión de sus contratos laborales, fueron citados en el patio de la Presidencia Municipal por parte de la Dirección de Recursos Humanos, donde les notificaron que éstos ya no serán renovados, aunque sin informarles cuánto les corresponderá de finiquito.

En relación a lo anterior el director de Recursos Humanos, Armando Antonio Peña Silva, comunicó que alrededor de 400 trabajadores de los mil 600 que actualmente laboran en el municipio concluyeron su contrato el 9 de octubre, los cuales serán reubicados de acorde a su perfil, funciones y a sus capacidades.

Aclaró que todas las dependencias cuentan con personal eventual “únicamente no han sido convocados los empleados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana debido a la complejidad que implica la misma dependencia”.

Peña Silva precisó que se tiene que realizar un estudio de perfiles, ya que de esa manera se determina si los empleados cumplen con los requisitos para desempeñarse en el puesto donde laboraban.

“Estamos inyectando de nuevo oxígeno al municipio, revisando que cuenten con toda la documentación completa con la finalidad de que se trabaje con la legalidad y transparencia que los silaoenses se merecen”.

Aseguro que además se  revisaran los antecedentes de cada uno de los empleados para completar el diagnóstico y reincorporarlos a su nuevo puesto.

ESCRIBE UN COMENTARIO