Un asistente pedagógico de preescolar fue condenado a 494 años de prisión por pederastia, violación equiparada, pederastia en grado de tentativa y abuso sexual cometidos en agravio de 17 niños en un plantel preescolar de la ciudad de México, pero además el juez impuso obligaciones de reparación del daño que obligan a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y a la Secretaría de Educación Pública.

La sentencia fue dictada por un juez federal contra Ramón N, quien se desempeñaba como Asistente Técnico Pedagógico en un preescolar de la Ciudad de México en el que abusó de 17 niños, según la sentencia dictada en su contra.

Los hechos fueron denunciados el 17 de noviembre del 2018 y Ramón N fue sujeto a proceso penal. Ahora fue declarado culpable en juicio de oralidad por los cuatro delitos.

Además le impuso el juez obligación de hacer reparación del daño por más de 24 millones de pesos, que deberán ser cubiertos de manera subsidiarias por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de delito y la Secretaría de Educación Pública.

Pero se trata de una sentencia de primera instancia contra la que aún puede oponerse legalmente el sentenciado.

ESCRIBE UN COMENTARIO