Fueron unas 5,000 personas las que llegaron de esta ciudad, otros municipios de Guanajuato y diversos Estados de la República, las que asistieron al concierto del rapero Santa Fe Klan, hasta ahora las autoridades de seguridad reportan saldo blanco.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) informó que el operativo de seguridad que inició el viernes 25 a las 8:00 de la noche y concluyó el sábado 26 a las 11:00 de la noche terminó sin personas detenidas ni daños o actos que lamentar.

En el dispositivo que incluyó cortes viales a la circulación de autos en las calles y vialidades cercanas a la calle de la Bufa de la colonia Santa Fe, donde se ubica el hogar del rapero, participaron 500 elementos de corporaciones estatales y locales de seguridad, así como de socorro y auxilio.

Esa misma cantidad de elementos vigiló la apertura de la tienda de los productos oficiales de Santa Fe Klan, así como el concierto que brindó a sus fans y que inició en las primeras horas de la tarde y culminó en las primeras de la noche del sábado.

La SSC informó que sólo se tuvieron algunos arrestos por faltas de tipo administrativo y algunos casos en donde a los asistentes se les decomisaron algunas dosis de marihuana.

De acuerdo con la instancia municipal, hasta la colonia Santa Fe, en las inmediaciones del barrio de Pueblito de Rocha, llegaron por la mañana unas 2,000 personas a la apertura de la tienda y unos 3,000 a la presentación musical.

Destacó el buen comportamiento de adolescentes, jóvenes y familias que acudieron al evento y en todo momento guardaron compostura, en especial durante el show que ofreció el artista oriundo de esta Capital.

Además de los elementos de la SSC, también participaron personal de la Dirección Estatal de PC y municipal, así como personal de la Dirección de Tránsito y Transporte y la Dirección de Servicios Públicos Municipales.

Las labores de seguridad y vigilancia se extendieron también a las calles aledañas en la colonia Santa Fe y asentamientos cercanos como Pueblito de Rocha, Encino, Noria Alta y Marfil.

En el acceso al lugar del evento, en los filtros de seguridad, eran revisados los asistentes, a quienes se verificaba no portaran armas punzocortantes u otro tipo de objetos para causar daño, además de otra clase de sustancias consideradas como prohibidas.

Los miles de seguidores también eran vigilados de cerca por las autoridades, además de las corporaciones de socorro y auxilio, que dispusieron de dos ambulancias para atender las contingencias, las cuales en esta ocasión no se presentaron.

ESCRIBE UN COMENTARIO