El ciclo de la vida

El reciente nacimiento de la cría de puma en el Zoológico de León despierta una duda en los visitantes: ¿cómo se atiende a un animal recién nacido? ¿Qué medidas se deben de tomar? ¿Qué retos representa?

El médico veterinario zootecnista Jesús Barroso, quien funge como gerente operativo del Zoológico de León, responde esas y más preguntas. Jesús estudió veterinaria en la Universidad De La Salle Bajío, y posteriormente una especialidad en medicina y fauna silvestre en la UNAM.

La especie que tarda más en reproducirse es de casi dos años, de modo que tienen pocas crías durante su vida, además que es sumamente complicado que estos animales se reproduzcan en los zoológicos.

Por el contrario, las especies que más se reproducen son, indudablemente, todos los roedores y lagomorfos, como liebres y conejos.

Hay especies que son difíciles de cuidar, como es el caso de los quirópteros (murciélagos), que requieren una fórmula láctea especial. En el caso de animales más grandes, como las crías de jirafa, requieren un tratamiento especial, pues debido a su tamaño puede lastimar al veterinario si no lo hace de manera adecuada. Un canguro debe de mantenerse en una bolsa artificial, para que sienta que está con su madre.

Las hembras, como es habitual, protegerán a sus crías, pero no al grado de agredir al personal, por eso es importante tener en cuenta el concepto de “bienestar animal” que son todas las condiciones que se requieren para que el residente del zoológico esté apacible tanto psicológicamente como en cuestión de salud.

“Todas las especies representan un reto: ya sea por tamaño o por la forma que se alimenta”.

Actualmente, hay dos huevos de águila real, especie que es emblemática del país y además está en peligro de extinción. En la plataforma de YouTube del Zoológico, se puede ver en tiempo real todo el periodo de incubación.

En el caso de las serpientes, cuando una de ellas pone huevos, son tomados por el personal del serpentario y son llevados a una incubadora. Algunas especies duran 30 días, y otras hasta 60.

“Es muy padre cuando llegas a las incubadoras y ves cómo están rompiendo el cascarón. Es maravilloso ver cómo se abren paso por la vida”.

La cría más reciente es el pumita. Nació en enero, tiene apenas un mes de nacido, y afortunadamente se logró su reproducción gracias a su madre, una hembra muy valiosa genéticamente, ya que fue rescatada de vida libre. Fue llevada a las instalaciones del Zoológico por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y se logró la reproducción con el macho que ya reside en el Zoológico.

“Esta cría es un bebé y está siendo alimentada varias veces al día con biberón, con una fórmula especial para especies como la suya. Toma su biberón cada cuatro horas, durante el día y durante la noche, de modo que son 24 horas de atenciones que está recibiendo el pumita. Su nombre científico formal es el felis concolor. Es una especia de Norteamérica, Canadá, Estados Unidos y México, y en nuestro país se distribuye de manera natural. Es un animal muy valioso, propio de nuestra región. Su promedio de vida es de 20 años”.

Conforme va creciendo se va ajustando la cantidad de leche, así como su dieta. El personal a cargo debe tener muchísima higiene. Hay que esterilizar los biberones para seguir utilizándolos. De esta manera se combate cualquier enfermedad gastrointestinal. El cálculo de la fórmula que consume se va ajustando, para así nivelar el peso de la criatura. En tan sólo un mes ha ganado un kilo con 200 gramos, lo que es excelente para su especie.

Todas las especies del Zoológico de León deben tener personal a cargo para que se encarguen de ellos. Todos tienen dormitorio donde son guardados mientras el cuidador limpia el lugar, luego son liberados. Todo está desinfectado.

“Algunos animales son tranquilos, pero no dejan de ser animales silvestres, de modo que nuestra política es nulo contacto viviente con estos animales. Todo es a través de este tipo de manejos”.

Hasta el momento, el pumita no tiene nombre, de modo que el próximo lunes, el Zoológico de León lanzará una campaña para que se decida cómo se va a llamar.

El Zoológico de León ha tenido muy buena respuesta en cuanto a animales recién nacidos. El año pasado hubo varias crías: perro salvaje africano, bisontes e órices (un tipo de antílope).

 

ESCRIBE UN COMENTARIO