Los precios de la canasta básica en el Mercado Manuel G. Aranda de Purísima del Rincón siguen al alza, pese a que los ingresos para las familias tras la pandemia son cada vez más menores.

La temporada beneficia a los integrantes de la familia con la reducción de costos de fruta de temporada, como es el caso del mango, sin embargo, otras frutas elevaron su costo hasta en un 50%, por otro lado, la carne de res y puerco incrementó su costo. En el caso del bistec subió entre $5 y $10 por kg, quedando $140 y la carne de puerco de $90 a $100.

Respecto al grano, el frijol peruano aumentó de $35 a $50, el arroz entero de $45 a $50 y el azúcar se mantuvo en $20.

Finalmente, en el caso del pollo, su precio incrementó de $70 a $75 y la milanesa de pollo de $125 a $130.

Las amas de casa no tienen elección, aunque la canasta básica incremente sus costos tienen que adquirir insumos para el hogar y optan por comprar menores cantidades de carne y combinarlas con mucha verdura o bien comer carne con menos regularidad.

“Está muy complicado, uno no gana lo suficiente para poder alimentarse bien, aparte con cómo están de caras las cosas ¿qué vamos a hacer?… y sin trabajos”, comentó una clienta que visitaba el mercado.

La situación de los vendedores no está mucho más alentadora, ya que los productos suben su precio y ellos a su vez tienen que incrementar los precios a la venta.

“Estamos un 30 o 40% abajo en las ventas. La carne se sigue vendiendo, pero en menor cantidad, aparte está un poquito más complicado ahorita, se está complicando con lo de la cuesta, y con lo de que ya se viene la cuaresma aparte de que hay muchos más contagios”, comentó Martín uno de los vendedores de carne del mercado.

Respecto a las medidas sanitarias, las autoridades municipales incrementan las medidas, contratando a un guardia para que esté asegurándose de que se cumplan las medidas de sanidad dentro del mercado, aunque su horario es limitado.

“Se acaba de implementar que haya un guardia aquí en el mercado que cuide que la gente traiga su cubrebocas, la temperatura, el gel (…) en general las medidas están bien, el problema que yo veo es que el guardia está de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.  de lunes a viernes, entonces después de esa hora y los fines de semana no hay nadie que cuide y pues la gente no entra nada más a esa hora, entra a cualquier hora y todos los días”, comentó otro de los locatarios.

ESCRIBE UN COMENTARIO