Habitantes de callejones de diversos rumbos de la ciudad cuestionaron la estrategia de seguridad que se aplica por parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), debido a que la mayor parte de esos asentamientos han quedado en manos de ladrones y asaltantes.

Quienes habitan en callejones como Cuatro Vientos, Pardo, la Escondida, Puerta Falsa, Cañadita de Vázquez, Cruz Verde, Montenegro, pertenecientes a la Zona Centro, consideraron que la falta de trabajo en materia de prevención ha ocasionado el repunte de la delincuencia en estos lugares.

“Ya no sabes, porque si caminas por el callejón no falta el que te quiera asaltar. Si sales, cuando regresas, ya te perjudicaron, porque ahora hasta con las cosas de la casa cargan”, dijo Francisca Landeros, vecina de la Escondida.

Todos esos callejones se ubican en la Zona Centro y cerca de lugares como el Mercado Hidalgo, Pastita y Embajadoras, que son de los lugares con mayor cantidad de habitantes, por lo que la gente no se explica no haya vigilancia permanente. En estos lugares, la presencia de la policía, de acuerdo con los mismos vecinos se reduce a los días que se aplican operativos de seguridad, sólo que los mismos ocurren una o dos veces a la semana. En la mayor parte de ellos se realizan robos y asaltos en contra de los mismos vecinos, pero lo que más los tiene preocupados es que de manera reciente, los ladrones han comenzado a apoderarse de puertas y ventanas, además del material del cobre en instalaciones hidráulicas y de luz eléctrica.

“Ya se llevan lo que sea, han de andar bien desesperados por que cargan con lo que sea de cobre o las ventanas que venden en el fierro viejo. Ya tampoco sales tranquilo porque cuando regresas a casa es seguro que ya se llevaron algo”, afirmó Martha Marmolejo, vecina de Cuatro Vientos.

Los residentes también lamentaron la falta de programas de prevención y que la estrategia de la policía sea reaccionar a los diversos hechos considerados como delictivos.

ESCRIBE UN COMENTARIO