UN CONTUNDENTE MARCADOR DE TRES GOLES A CERO
– Sin línea de contención, el equipo jurídico del Ayuntamiento que defiende el Estadio León perdió el partido legal por marcador de tres goles a cero, tras el fallo en tercera instancia emitido por el Tribunal Colegiado de Distrito.
Concluye así un juicio que duró más de diez años, una década que abrió recovecos legales que fueron aprovechados por los asesores jurídicos de los particulares Roberto Zermeño y Héctor González, quienes finalmente recibieron el fallo a favor como propietarios del inmueble.
No, no es necesario derramar tinta para rastrear el momento y el lugar que derivó la pifia jurídica que imposibilitó al Ayuntamiento culminar en forma exitosa la defensa ante los tribunales, aquí, como en el fútbol, el que mete el gol, gana.
Ahora, sin caer al rincón de los lamentos, habrá que continuar con los recursos legales que todavía están vigentes para el rescate del estadio como patrimonio leonés.
El Secretario del Ayuntamiento, Felipe de Jesús López Gómez, abre la esperanza de otros recursos jurídicos, que, en términos metafóricos del fútbol, podrían llevar a los “penaltis”.
La esperanza sigue latente, hay tiempos de compensación y a pesar de la goliza en contra, para el Ayuntamiento leonés el último minuto también tiene sesenta segundos.
Lo rescatable, ante este escenario, es el sentido de pertinencia del estadio que proyectó el pueblo leonés, no solo los ancestros que conocen y reconocen el origen del proyecto, sino de las nuevas generaciones que lamentan en los espacios de las redes sociales, el destino final de la propiedad del estadio.

¿DÓNDE QUEDÓ LA BOLITA?
– Nada por aquí, nada por allá, ¿dónde quedó la bolita? ¿Es magia?
– El Ayuntamiento rastrea ya a culpables de la pérdida legal de la propiedad del Estadio León mediante una auditoría integral.
La misión será revisar el historial de más de diez años para ubicar a los responsables y emitir las sanciones respectivas. La pérdida del estadio, no es un “pecata minuta”, ni un asunto más de la burocracia municipal. Es un tema de patrimonio leonés y tiene qué haber responsables.
En la sesión ordinaria del pasado jueves, el regidor Sergio Contreras Guerrero propuso al ayuntamiento realizar una auditoría legal e integral al extinto Fideicomiso del Estadio León, a fin de deslindar responsabilidades.
Se sumaron a favor de esta propuesta el síndico Carlos Medina Plascencia y el regidor Salvador Sánchez Romero y, los demás regidores, estuvieron de acuerdo que se realizará la auditoria legal.
El siguiente paso fue turnar la propuesta a la comisión de gobierno, seguridad y proporcionar los resultados a la Contraloría Municipal para que proceda en su caso contra presuntos responsables e interpondrá demandas civiles o penales que correspondan.
Hay quienes aseguran que el máximo error ocurrió durante la Administración Municipal de Vicente Guerrero, cuando el Ayuntamiento extinguió el Fideicomiso que protegía legalmente la propiedad del inmueble.
A rastrear.

ESCRIBE UN COMENTARIO