Durante el operativo Guadalupe-Reyes fueron detenidas 613 personas por la presunta comisión de delitos, entre las que se cuentan células criminales, una de ellas que operaba desde León y sería responsable de masacres en San Francisco del Rincón y León, afirmó el fiscal general del estado Carlos Zamarripa Aguirre en conferencia de prensa.

El fiscal convocó este miércoles a dicha conferencia en las instalaciones de la Fiscalía General, en San José de Cervera, a la que asistieron además las autoridades de seguridad pública del estado, el ejército y la Guardia Nacional.

Zamarripa Aguirre señaló que el objetivo era informar sobre el Operativo Guadalupe-Reyes, que desarrollaron coordinadamente autoridades estatales, federales y municipales en el territorio de la entidad.

Afirmó que entre el primer de diciembre del año pasado y el 6 de enero fueron detenidas un total de 613 personas en Guanajuato por la presunta comisión de delitos como homicidio calificado, tentativa de homicidio cometida contra servidores públicos, secuestro, desaparición forzada cometida por particulares, delitos contra la salud, abusos sexuales, corrupción de menores y otros ilícitos.

Añadió que 73 de las personas detenidas son originarias de otros estados de la república.

Por otra parte, precisó que la fiscalía estatal detuvo a un total de 492 de esas personas y que han sido judicializadas.

Dijo que en el mismo periodo fueron ejecutadas 75 órdenes de cateo para la búsqueda de personas y fueron aseguradas un total de 40 armas de fuego largas, 34 armas de fuego cortas y más de 4 mil 600 cartuchos útiles, además de un artefacto explosivo y otros objetos empleados para cometer delitos.

Entre las detenciones que destacó se cuenta la de un presunto líder criminal que operaba en el Sur del estado y fue capturado en Michoacán, células criminales en diferentes lugares de Guanajuato y entre ellas una que operaba desde la colonia Santa María del Granjeno, en León y en los Pueblos del Rincón.

ESCRIBE UN COMENTARIO