Todas las actividades humanas han tenido que adaptarse en plena pandemia de coronavirus. Los libros y el mundo de las bibliotecas no es la excepción. Al respecto, la coordinadora general de la Biblioteca Central Estatal, Wigberto Jiménez Moreno, Liliana Pérez Estrada, cuenta a El Heraldo los retos y plantes que se tienen.

“Como en todo, nos hemos tenido que adaptar al mundo digital. Asumimos que no podíamos quedarnos paralizados, y empezamos a buscar en nuestros autores cercanos, y materiales de calidad. Empezamos a buscar opciones para nuestros usuarios, y darles no solamente buenas opciones de lectura, sino además actividades como cuenta cuentos, talleres y cursos”.

Hubo que saber mezclar muy bien el mundo digital con el mundo físico, y adaptarlo a los tiempos de la pandemia. Por ejemplo, con el estreno de la popular serie “Gambito de dama” en Netflix, que se enfoca en el mundo de los torneos de ajedrez, hubo mucha demanda de talleres de ajedrez en línea. De hecho, Liliana Pérez afirma que las peticiones de los usuarios de talleres de ajedrez fue “increíble” por lo que tuvieron que implementarse de manera virtual muchas clases.

Hubo además talleres con Rocío Cerón, y los cuenta cuentos en línea son de los favoritos por la población infantil. “Han superado a veces hasta las actividades que realizamos de manera presencial, porque en este caso no hay geografías”.

Para los talleres que se hacen en línea, el interesado puede conectarse a la página de Facebook. La mayoría de talleres son vía Zoom o Meet.

“Siempre se valorará el mundo presencial, pero esto nos ha otorgado muchas oportunidades. Hemos podido acceder a materiales de manera inmediata que de otro modo nos hubiéramos tardado mucho. Esta es otra manera de acercarse a la cultura escrita”.

HOY, BIBLIOTECA DIGITAL

En cuanto a las labores digitales y bibliófilas, hoy se inaugura la Biblioteca Digital de la Biblioteca Central Estatal Wigberto Jiménez Moreno. El evento será en línea, en punto de las 11:00 y en vivo desde el Instituto Estatal de la Cultura.

“Tanto en León como en el estado hay una marcada población de nivel medio y superior bastante importante, con necesidades de materiales técnicos muy fuertes. Por eso buscamos una biblioteca para este tipo de estudiantes”.

Por eso, se ha ofertado una biblioteca de la Universidad Pearson, que está integrada por 694 libros en distintas temáticas, como ciencias, humanidades, técnicos, etcétera. Después del registro, se tendrá un número de usuario y contraseña, y el usuario se podrá llevar de manera digital los libros, que desaparecen de la computadora después de determinado tiempo.

ESCRIBE UN COMENTARIO