Como si el aumento de casos de coronavirus no fuera suficiente, los comerciantes del Barrio de San Juan de Dios, uno de los más antiguos de León, tienen otro reto que enfrentar: las bajas ventas que poco a poco han sido un problema en aumento en todo el país.

Uno de los negocios más antiguos de San Juan de Dios son las “Nieves Don Marcos e hijos”. Jacobo, quien actualmente se encuentra al frente del negocio, explica que hoy día se está batallando de una manera constante. Las ventas, apunta, han descendido de un 100 a un 30 por ciento.

“Mi papá fue quien empezó estas nieves. Yo actualmente tengo 65 años de edad, y todo el tiempo he estado en este negocio. Todo, absolutamente todo, se bajó (refiriéndose a las ventas) ahorita incluso se nos empieza a quedar nieve de un día anterior, cosa que casi no nos pasaba. Ni con la influenza nos fue así”.

Por otro lado, en el café “Las Duyas” especializado en churros y desayunos, se ha tenido que reducir la capacidad a 44 personas, y después de enero las ventas ya no han sido las mismas. Se trata de uno de los muchos retos que tienen que soportar los negocios. Así lo explica Elsa Solórzano, trabajadora del lugar.

Los vendedores de revistas tampoco la tienen fácil. José y Martín Navarro sabían que las ventas de los impresos iban en picada a causa del mundo digital, pero ahora con la pandemia la situación es todavía más difícil. Martín, quien trabajó en “Publicaciones Nanos”, una de las más antiguas vendedoras de libros y revistas de León, recuerda que anteriormente, se vendían kilos enteros de revistas y hasta 100 libros, pero todo eso ha quedado atrás.

Por otro lado, hay quienes se han sabido adaptar. Tal es el caso de Emilian Sayko, oriundo de Argentina y fundador del restaurante “La porteña” especializado en pizzas, empanadas y comida argentina. Tuvo que adaptarse al mundo digital, y sabe que ahora la mayoría de ventas son así. Él afirma que quien no está en el mundo de plataformas como Didi o Uber Eats, simplemente no despega.

ESCRIBE UN COMENTARIO