“Si pega aquí no pase”. Así dice en la señalética de la entrada del desnivel al Malecón del río, sin embargo, algunos conductores siguen pasando, siguen pegando y hasta se siguen atorando en los diversos puentes de esta vialidad de León.

De acuerdo con el comandante de tránsito Jorge Pérez en entrevista con este diario estimó que en promedio en un mes hay cerca de 2 de estas situaciones viales.
Tan solo en lo que va del mes de noviembre ha habido un par de vehículos atorados de esta manera en el Malecón; un camión foráneo que iba al FIG y uno local que se presentó el pasado lunes por la tarde.

Todos los desniveles (cerca de 15) de esta reconocida vialidad tienen señalética desde el malecón del granizo hasta el boulevard Torres Landa, en la cual señalan que está restringido el ingreso de vehículos de más de2 metros y medio de altura.
“Todos los desniveles tiene su señalética donde viene un tipo bandera que dice si pega aquí no pase… desgraciadamente hay conductores que no son observadores y no respetan esa señalética”.

El comandante explicó que cuando algún vehículo de más de 2 metros y medio pasa y pega tanto en la señalética así como en alguno de los puentes del Malecón, obra pública es la dirección encargada de análisis posibles daños así como también de reforzar o reinstalar esa señalética.

Los conductores que pasan por alto esta señalética se vuelven acreedores a una multa de tránsito.

Además las personas involucradas en este tipo de percances son foráneas, o conductores que no están acostumbrados a manejar un vehículo de mayor dimensión.

Cuando se da un suceso de este tipo con la llamada al 911 dicha denuncia se canaliza a tránsito, policía y en caso de ser necesario acude al lugar una grúa o inclusive ambulancias y dependiendo del tipo de vehículo involucrado.

El comandante de tránsito hizo un llamado a toda la ciudadanía leonesa a que esté atenta y respete los señalamientos viales para así prevenir accidentes.

ESCRIBE UN COMENTARIO