La Secretaría de Salud de Guanajuato exhortó a la población a prevenir el sarampión, una pandemia que avanza en el país con la detección de quince casos.

Recomienda a las mamás dar leche materna como medida de prevención ante el desabasto de la vacuna.

Ante el incremento de casos de Sarampión a nivel nacional, donde se documentan ya 15 casos importados y/o relacionados a importación, en el estado de Guanajuato, fortalecemos la vigilancia epidemiológica de casos que cumplan con datos sugestivos de sarampión como fiebre, exantema maculopapular, que tengan además tos, coriza o conjuntivitis, sin importar su edad o antecedente de vacunación para ser estudiados mediante pruebas de laboratorio que nos permitan identificar de manera oportuna casos importados y de esta manera contener la trasmisión de sarampión en nuestra entidad.

El sarampión es una infección causada por un virus altamente contagioso en todas las edades, que produce una enfermedad aguda y severa caracterizada por fiebre alta, enrojecimiento de ojos, congestión nasal, tos, pequeños puntos blancos abultados dentro de la boca y manchas rojas que inician en la cara y se extienden a todo el cuerpo (exantema), y cuyas complicaciones pueden provocar un daño neurológico irreversible e incluso la muerte.

Desde la exposición a la enfermedad hasta la aparición de los primeros síntomas (como la fiebre) transcurren entre 10 a 12 días.

Desde la exposición hasta la aparición del exantema (Erupciones cutáneas) unos 14 días con un rango de 7 a 18 días (21 días para efectos de la vigilancia epidemiológica).

RECOMENDACIONES

Ante el desabasto de vacunas a nivel federal para este padecimiento, es muy importante tomar las siguientes medidas de prevención:

También te puede interesar:  Indigna el daño contra escultura

Si usted presenta fiebre y exantema (erupción) no se automedique y busque atención médica de inmediato.

Tome abundantes líquidos, vida suero oral o electrólitos orales para prevenir la deshidratación.

Comente con el personal médico que lo atienda, sobre algún antecedente de viaje al extranjero o el contacto con alguna persona con la misma enfermedad.

Evite el contacto cercano con otras personas durante cinco días después de la aparición de la erupción cutánea (manchas en la piel), con el fin de reducir la propagación a otras personas o familiares que no estén vacunados.

Lávese las manos con frecuencia. Si el jabón y agua no están disponibles, desinfecte sus manos con solución alcoholada en gel frotando sus manos por 30 segundos.

Procure no tocar sus ojos, nariz o boca. Si tiene que tocar su cara, asegúrese de que sus manos estén limpias.

Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable o con la manga (no con las manos) al toser o estornudar.

Está indicado el uso de cubrebocas (mascarilla) al estar en un grupo de personas a menos de un metro de distancia.

Evite el contacto cercano, como besos, abrazos o compartir cubiertos o vasos, con personas que estén enfermas.

La lactancia materna confiere protección al recién nacido que aún no ha sido vacunado de ésta y otras enfermedades, por lo que debe procurarse siempre de manera exclusiva hasta los 6 meses.

ESCRIBE UN COMENTARIO