El Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato (SIMAPAG) invertirá 8 millones de pesos para adquirir equipo y con ello atender la contaminación y deterioro que afecta el Río Guanajuato.

Así lo dio a conocer el presidente del consejo directivo del organismo, Héctor Morales al aclarar que los problemas que se tienen con la polución y los malos olores se deben a la falta de equipo en la planta de tratamiento de aguas residuales, ubicada en Noria Alta.

Explicó que con los 8 millones de pesos esperan adquirir 2 sistemas de los que se conocen como ‘sopladores’, los cuales tienen como objetivo limpiar de algunas impurezas el líquido que se envía desde la planta al cauce del río.

Precisó que se trata básicamente de equipos de limpieza que sirven para evitar que al agua que sale de la planta se vierta directamente al Río Guanajuato, con algún agente contaminante en su interior.

“Los sopladores ya llegaron al término de su vida útil, los próximos que van a llegar son de Alemania. Se han demorado 6 o 7 meses en llegar y probablemente van a llegar en diciembre”, dijo.

El funcionario señaló que con este equipo esperan también controlar los malos olores y el color verde oscuro que tiene el agua que corre por todo el cauce del Río Guanajuato.

Apuntó que el equipo que se tiene actualmente para este tipo de labores ya no tiene la capacidad para limpiar y procesar el líquido que luego se vierte el citado afluente que recorre varias zonas habitacionales de Marfil y otros asentamientos humanos, que es desde donde se han reportado los malos olores.

Morales Ramírez consideró que estas acciones también se pueden iniciar los trabajos para remediar la afectación y daño ambiental que se ha generado al río, el cual solo en temporadas de lluvia corre limpio y no generar olores desagradables.

La información brindada por el directivo de SIMAPAG se genera luego que integrantes de organizaciones sociales como ‘Guardianes del Camino Antiguo a Marfil’ y ‘Corrijamos el rumbo’, hicieron saber la contaminación y el mal olor que presenta este cuerpo de agua.

Uno de los aspectos que se ha señalado, como una de las causas de la polución es que el mismo río recibe las descargas residuales de varias zonas habitacionales de la Zona Centro, lo que ha contribuido al mal estado que presenta.

‘El tema de la contaminación y los malos olores se van a atender con la compra de este equipo que esperamos pueda estar funcionando parta inicios del próximo año y poco a poco ir bajando eses problema’, afirmó.

ESCRIBE UN COMENTARIO