En medio de protestas y manifestaciones en contra de la construcción del Nuevo Museo de las Momias (NUMO) el pleno del Congreso del Estado aprobó por mayoría la autorización para contratar el crédito por 69 millones 993 mil pesos para construir la sede, al Ayuntamiento de Guanajuato.

La contratación del crédito fue tratada en sesión extraordinaria, y contó con los voto a favor de 32 legisladores de todas las fuerzas políticas, a excepción de los representantes de Morena Magdalena Rosales Cruz, Raúl Márquez Albo y Enrique Alba Martínez.

Durante la discusión del punto, el número 8 de la orden del día, Rosales Cruz fue la primera en expresarse en contra de la nueva sede argumentando que será más una plaza comercial que un museo, por lo que se espera un manejo inadecuado de los cuerpos, con fines meramente comerciales y económicos.

Su postura dio pie a  la réplica de los panistas Rocío Jiménez, Miguel Angel Salim, Martha Delgado Zarate, así como de Israel Cabrera Barrón del PVEM y Eunice Reveles Conejo del PT, quienes se expresaron a favor del proyecto.

Mientras los diputados se enfrascaron en un debate por cerca de una hora para hablar a favor y en contra del dictamen, la sede del Congreso del Estado fue bien vigilada para impedir el acceso de personas, ante la presencia de manifestantes en contra del proyecto en el acceso principal a la sede del Poder Legislativo Estatal.

Los ciudadanos inconformes llegaron al acceso del Congreso del Estado, justo antes de entrar al túnel de las Enredaderas, desde antes de las 9:00 de la mañana. Los presentes fueron en su mayoría comerciantes que se verán afectados por la construcción del NUMO.

Con pancartas en mano donde mostraron su rechazo a la autorización del crédito, gritos y consignas en contra, los inconformes poco a poco se fueron agrupando y mostraron su contrariedad contra la autorización.

ESCRIBE UN COMENTARIO