Un policía fue asesinado al salir de su casa cuando se dirigía a su trabajo, ayer domingo por la mañana en la colonia Rancho Grande, por delincuentes que le dispararon decenas de veces con armas largas y cortas.

El crimen sucedió faltando 15 minutos para las 8:00 de la mañana cuando el elemento, identificado como Miguel Ángel, salió de su domicilio sobre la calle Prolongación Abasolo con la intención de reportarse al cambio de turno en la Comandancia General de Policía.

El uniformado apenas había avanzado poco más de media cuadra, cuando desde la esquina con la calle Colón fue emboscado por varios hombres armados, quienes lo rafaguearon y luego se dieron a la fuga.

El agente cayó abatido en la vía pública, mientras testigos ya habían avisado a las asistencias médicas y a la Policía, que no tardó en llegar reconociendo al herido como uno de sus elementos, al que los paramédicos declararon muerto momentos después.

Más tarde llegó la Guardia Nacional, el Ejército y la Policía Estatal para delimitar el área y aguardar hasta el arribo del personal de Servicios Periciales y agentes investigadores de la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo a la organización civil Causa Común, que mantiene un recuento de los asesinatos de uniformados en todo el país, la muerte del policía Miguel elevó a 35 el número de agentes asesinados en el estado en lo que va de 2021.

ESCRIBE UN COMENTARIO