Si el domingo los Esmeraldas del León quieren seguir con vida en las finales del Apertura 2021 de la Liga MX, sus atacantes deberán afinar su puntería para aspirar a superar a los Camoteros del Puebla.

Luego del partido de ida en el que Puebla aprovechó las pifias defensivas para ganar por 2-1 goles, Ariel Holan y sus pupilos están obligados a ganar el juego de vuelta a como dé lugar o, de lo contrario quedarán eliminados.

A lo largo de prácticamente todo el semestre, La Fiera adoleció de un ataque promisorio, pues solamente contra los débiles Mazatlán FC, Chivas y Necaxa, ganaron por goleadas (todos por 3-0), mientras que los demás triunfos fueron por un gol.

Durante la fase regular, los Verdes tuvieron mucha tenencia de balón y generaron peligro, pero sus atacantes no estuvieron finos y eso les costó la pérdida de muchos puntos.

Es más, de no haber sido por el chileno Víctor Dávila que cerró con hat-trick, el equipo hubiera finalizado con 17 goles más por debajo de media tabla en ese departamento.

Fueron Dávila con 6, y el ecuatoriano Ángel Mena y Elías Hernández con 4 cada uno, los que más veces mecieron las redes de las porterías rivales.

Y es que, debido a la falta de minutos y bajo nivel, los centros delanteros nominales pasaron inadvertidos con un solo gol de Emmanuel Gigliotti y aún sin poder estrenarse por parte de Santiago Ormeño.

El domingo será una buena oportunidad para ver de qué está hecho el eje del ataque felino, pues necesitan ganar mínimo por un gol y si no aparecen Dávila, ni Mena, deberá hacerlo alguien más.

ESCRIBE UN COMENTARIO