Un niño de 14 años de edad que había sido sacado por criminales de su domicilio en Irapuato el miércoles 20 de octubre, fue encontrado muerto la noche del viernes en un acceso de Pueblo Nuevo, informó la Fiscalía General del Estado este sábado.

La fiscalía había abierto una carpeta de investigación por la privación de la libertad de un jovencito de 14 años de edad que el 20 de octubre había sido sustraído de su casa en la comunidad de San Roque, en Irapuato, informó la FGE después de que él fuera encontrado muerto en un camino de terracería cerca de la carretera a Pueblo Nuevo en la colonia Juan Pablo II, de ese municipio.

La fiscalía se limita a señalar que fue encontrado este viernes 22 de octubre en ese lugar y su cuerpo presentaba huellas de violencia.

Sin embargo información policial señalaba que él habría sido llevado hasta el lugar mencionado a bordo de un vehículo y que fue acribillado a balazos.

Por ese homicidio no han sido detenidos posibles responsables hasta este sábado.

San Roque es la comunidad irapuatense en la que hace aproximadamente un mes, fueron localizadas dos casas de seguridad de criminales y fueron detenidos presuntos miembros de células criminales.

ESCRIBE UN COMENTARIO