Realmente, en Guanajuato a nadie le importó la ‘egomarcha’ (llamada así por el presidente estatal del Partido Acción Nacional, Eduardo Mares) de la capital del país.

“Este fin de semana ocurrió un suceso que revela la desesperación: acarreo, movilizaciones y presiones para reunir a personas obligadas y hacer un montaje de un apoyo inexistente hacia la gestión de López Obrador que no ha dado resultados, ni beneficios.

“Cuando lo organiza el gobierno, es un desfile; cuando se trata de una iniciativa ciudadana, es una marcha legítima, tal como a la que acudimos miles en todo el país hace unos días. Nos da gusto ver que cada vez somos más los interesados en México, los que estamos a favor de un cambio en el país y no los que apoyan el proyecto más decepcionante y dañino de los últimos tiempos: el de la 4T”, destacó.

También dijo que la verdadera razón de la marcha “del acarreo clientelar y obligado”, fue el de ocultar que México tiene hoy cuatro millones de nuevos pobres; que no hay medicinas en los hospitales públicos; que no hay vacunas para los recién nacidos, solo uno de cada tres menores tiene su esquema de vacunación completo, y que la gente se está muriendo porque se cancelan muchas cirugías.

Comentó que el 61 por ciento de la población sufre pobreza alimentaria y que el déficit de empleos aumentó 5 millones en 4 años, mientras un millón 300 mil trabajadores dejaron de ganar más de cinco salarios mínimos y los pocos empleos que se han creado en el país, son de salario mínimo.

Con respecto a la seguridad y en alusión a los delitos del fuero federal, el dirigente blanquiazul comentó que la violencia sigue imparable y que este sexenio es el más sangriento de la historia moderna, además de que los cárteles del narcotráfico reciben abrazos mientras generan terror y dominan más y más territorio en tanto que hay tres veces más desaparecidos que en los gobiernos recientes y los feminicidios aumentan como nunca, así como que por todos los rincones del país la impunidad se extiende.

Algo más de lo que se quiso distraer a la opinión pública con la marca de López Obrador es que la inflación sigue en aumento mientras que los salarios no alcanzan, lo que significa que, en términos reales, la gente gana menos.

Recalcó que la corrupción de este gobierno es mayor y más cínica que en el sexenio anterior. “Segalmex superó de un solo golpe la cuantía de la Estafa Maestra”, destacó.

“Ante ese panorama, ni obligando a salir a las calles a todos los beneficiarios de los programas sociales pueden ocultar que en todos los rubros hoy estamos peor con Morena y con López Obrador”, finalizó el político.

ESCRIBE UN COMENTARIO