El adolescente oriundo de San José Iturbide, único sobreviviente del accidente que quitó la vida a ocho migrantes guanajuatenses, espera ser dado de alta en la casa de un familiar, en San Antonio, Texas, Estados Unidos.

Los médicos han dado buenos pronósticos y se espera que en unos días más pueda volver a su país, a su casa y con los suyos. Mientras esto sucede, él permanece internado desde el mes de junio en que sobrevino la tragedia, en un hospital de aquella ciudad texana, en donde por gestiones humanitarias y gracias al apoyo del gobierno del estado con los gastos, lo acompañó su mamá que ahora lo hace en este proceso de recuperación y convalecencia.

Será el gobierno federal el que se encargue de los gastos del regreso de ambos a San José Iturbide, pero esto sucederá toda vez que el jovencito se encuentre en condiciones de realizar el viaje y luego de que sus médicos le den de alta, lo que a casi seis meses de acontecido el accidente aún no sucede.

En nuestro estado, la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional, encabezada por Juan Hernández, permanece al tanto de los pormenores del caso de este jovencito guanajuatense.

ESCRIBE UN COMENTARIO