Dos hombres y una mujer detenidos por policías preventivos por el secuestro de un empresario leonés cometido el 2 de abril del 2020, fueron condenados a 50 años de prisión en una sentencia dictada en primera instancia; la que aún pueden combatir legalmente los reos.

Jessica N, José N y Gerardo N, detenidos por un operativo de la policía municipal la madrugada del 3 de abril de aquel año, después de que se hiciera el pago de rescate del secuestrado, son los ahora sentenciados, informó la Fiscalía General del Estado oficialmente.

La víctima fue un empresario de 37 años de edad propietario de un negocio cuya ubicación fue reservada y a cuyos familiares exigían medio millón de pesos por su liberación. Había sido llevado con engaños a un domicilio de la colonia La Selva donde le habían dicho que necesitaban un presupuesto para hacer una reparación.

Según la fiscalía, fue la mujer la que le solicitó insistentemente que acudiera y al hacerlo, dentro ya de la finca en la colonia La Selva, salió otro de los involucrados y finalmente un tercero, quien agredió al empresario, lo sometió y mantuvo en ese lugar, cautivo.

Se turnaban para vigilar a la víctima mientras hacían llamadas telefónicas para exigir un pago por su liberación, señaló la fiscalía y, ante los argumentos de que no tenían la suma de dinero que les exigían, acordaron que pagaran con vehículo, alhajas y efectivo. Así lo informo la autoridad municipal tras la captura, detallándolo ahora la fiscalía estatal.

Una vez acordado el pago, cuando se dirigían la madrugada del 3 de abril al bulevar Juan Alonso de Torres a cumplir la exigencia de los secuestradores, familiares denunciaron ante patrulleros municipales lo que sucedía y que pagarían lo exigido. El pago se hizo con los vehículos, alhajas y dinero en efectivo, según la información de las dos autoridades mencionadas.

La policía municipal desplegó un operativo que hizo dos primeras capturas: las de Gerardo N y Jessica N cuando conducían vehículos que formaban parte del botín, según informó la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en aquella fecha, confirmando ahora la Fiscalía General del Estado.

José N fue detenido en el exterior de una finca de la colonia La Selva donde la víctima había sido mantenida cautiva, mientras el empresario ya había sido puesto en libertad en el bulevar Juan Alonso de Torres.

Los tres detenidos fueron procesados y ahora condenados en primera instancia a 50 años de prisión por el delito de secuestro, pero ellos tienen aún recursos legales para oponerse a la sentencia y seguir defendiéndose en segunda instancia ante el Supremo Tribunal de Justicia de Guanajuato; por tanto la sentencia no es definitiva aún.

ESCRIBE UN COMENTARIO