Debido a la concentración de personas entre ellos niños y adultos en los balnearios públicos, elementos adscritos a Protección Civil Municipal realizaron inspecciones en dichos lugares para revisar que cumplieran con las medidas de seguridad y evitar accidentes.

Eduardo Maldonado Galván, titular de la dependencia municipal, señaló que los balnearios registraron durante el Viernes Santo una ocupación del 80 por ciento de sus capacidades debido a que fueron algunos de los lugares más frecuentados.

Dijo que desde temprana hora comenzaron a llegar personas a los balnearios ubicados Silao para apartar los lugares más cercanos a las albercas y chapoteaderos.

Afirmó que durante las inspecciones se corroboró que dichos sitios contaran con paramédicos de la Cruz Roya o de alguna otra institución privada, a fin de que atiendan a lesiones, eventualidades o emergencias.

Explicó que durante las revisiones se corroboró que los balnearios contaran con las medidas de seguridad que se exige su funcionamiento.

Una de las recomendaciones que deben hacer dichos lugares a las personas es no sumergirse en el agua después de ingerir alimentos, ni bajo el influjo de alcohol o sustancias prohibidas.

También se les recomienda a los bañistas no dejar que los menores de edad se metan solos a los cuerpos de agua para evitar accidentes o tragedias.

Asimismo se corroboró que las personas que funjan como salvavidas o rescatistas deben de tener los conocimientos técnicos necesarios para desarrollar sus funciones,  en caso que sea necesaria su intervención y ayuda.

ESCRIBE UN COMENTARIO