Las autoridades de Salud de Guanajuato esperan una nueva oleada de Covid-19 pero de menor magnitud y no tan grave para verano.

Así lo declaró el secretario de Salud del Estado, Daniel Alberto Díaz Martínez, considerando el comportamiento de la pandemia de Covid-19 en los dos años anteriores.

Esta nueva oleada dependerá del comportamiento social y que no haya una nueva variante.

«Debe ser mínimo el incremento yo creo que no debe ser más de un 10%, no lo sabemos, sería especular, sería dar una cifra que no podemos determinar en función de que en el mundo no se sabe”, mencionó el secretario.

Daniel Díaz señaló que espera que no hay un nuevo confinamiento y también recordó que la entidad está dos o tres meses retrasado cuando inicia una nueva ola de casos de coronavirus en el mundo.

Por ejemplo esta semana en algunas ciudades asiáticas como Shangai iniciaron un nuevo confinamiento debido al alto repunte de casos que se ha registrado en este país oriental.

Expuso qué a menos que se tuvieron brotes muy elevado y un incremento en los casos de hospitalizaciones y defunciones, podría darse un confinamiento algo que no es deseable.

El coronavirus llegó para quedarse y se va a convertir en una enfermedad endémica pero la pandemia no ha terminado.

SIGUEN MEDIDAS

Por esta razón el secretario de salud reiteró que en Guanajuato se continuará con el uso obligatorio de cubrebocas en espacios cerrados.

Sin embargo explicó y reitero que en espacios abiertos y en actividades como hacer ejercicio de forma individual al aire libre no hay problema en despojarse del cubrebocas.

Además ante la presencia de una nueva mutación de la variante Ómicron del coronavirus (que es la que se le atribuye que esté causando el repunte de casos en el continente asiático y algunas ciudades europeas) el secretario de salud mencionó que hasta el momento no se ha detectado dicha variante en Guanajuato y además se reforzará la vigilancia epidemiológica.

ESCRIBE UN COMENTARIO